10 Beneficios del Té de Olivo – Para qué Sirve y Propiedades

🕑 24/07/2019

Además de las deliciosas aceitunas, los olivos también nos dieron otro gran regalo: sus hojas, que no se utilizan en la producción de las aceitunas o del aceite de oliva, pero que también traen innumerables beneficios para la buena forma y salud. Vamos a conocer ahora para qué sirve el té de olivo y descubrir sus propiedades.

Utilizadas en forma de extracto y más popularmente como té, las hojas de olivo pueden ayudar en la pérdida de peso, disminución del colesterol, mejora de la presión arterial y fortalecimiento del sistema inmunológico, entre otras propiedades para la salud.

Comprueba a continuación diez beneficios del té de olivo para la salud y buena forma.

¿Qué es el té de hojas de olivo?

Quién nunca oyó hablar del té de olivo puede pensar que se trata de otra novedad en el universo de la buena forma, pero la verdad es que el uso medicinal de las hojas de olivo ya se hacía hace algunos miles de siglos. Los científicos ya saben hoy que las culturas antiguas de Egipto y del Mediterráneo utilizaban la hoja de olivo para tratar una serie de condiciones de salud.

El té de olivo se hace a partir de las hojas secas de la Olea europaea, nombre científico del olivo, que es exactamente el árbol que produce la aceituna y el aceite de oliva. Además, se considera uno de los árboles más antiguos del mundo (se cree que algunos pueden tener más de 2 mil años).

Aunque el extracto de la hoja de olivo es evidentemente más concentrado que el té, hay también muchos beneficios del té de hojas de olivo, ya que gran parte de los compuestos permanece en la bebida (a pesar del calor a que las hojas son sometidas).

Como la concentración de sustancias beneficiosas tiende a ser menor en el té, su consumo deberá ser regular y repetido algunas veces durante el día para que su efecto se pueda percibir.

Beneficios del Té de Olivo

El té de hojas de olivo se volvió popular en los últimos años debido a su potencial de adelgazamiento. Por actuar en la quema de grasas, muchos creen que el té de olivo realmente adelgaza y puede ayudarte a alcanzar la buena forma de manera natural. Pero este no es el único beneficio de la bebida, como podrás ver a continuación.

Ve a continuación los 10 mayores beneficios del té de olivo para la salud y buena forma y entender para qué sirve y cuáles propiedades se destacan:

1. Ayuda en el adelgazamiento

Como el olivo da origen a un alimento tan calórico como el aceite de oliva, hablar que el té de hojas de olivo adelgaza puede parecer extraño – pero no es así. La hoja de olivo es rica en diversos compuestos (siendo el principal la oleuropeína) que están presentes en cantidades mucho menores en el aceite de oliva, por eso que las propiedades del té de hojas de olivo pueden ser un poco diferentes a las del aceite de oliva.

Hoy en día ya se sabe que el té de olivo puede ayudar a adelgazar por 3 motivos:

– Disminución de las inflamaciones

Aunque más investigaciones sean necesarias, el más importante estudio acerca de los efectos de la hoja de olivo en el adelgazamiento se hizo en la Universidad de Southern Queensland, en Australia. En el artículo publicado en 2010 en el American Journal of Nutrition, los investigadores afirman haber descubierto importantes propiedades del extracto de hoja de olivo en combate al sobrepeso.

En el estudio, grupos de ratas fueron sometidos durante ocho semanas a una dieta altamente calórica (rica en grasas y carbohidratos), lo que las llevó a desarrollar un cuadro de síndrome metabólico – conjunto de síntomas que incluye un aumento en las reservas de grasa abdominal, grasa en el hígado, hipertensión y alteración en la tolerancia a la glucosa.

Uno de los grupos pasó entonces a recibir, por otras ocho semanas, un extracto de hoja de olivo, además de la misma dieta altamente calórica. Al final de las 16 semanas, las ratas que recibieron solamente la dieta continuaban con síndrome metabólico, pero las ratas que habían ingerido el extracto de hoja de olivo presentaron una significativa reducción en los niveles de grasa abdominal, además de una normalización de la sensibilidad a la glucosa y de las funciones del hígado y del corazón.

Para la Dra. Lindsay Brown, investigadora que lideró el estudio, las hojas de olivo pueden ayudar a adelgazar debido a sus propiedades antiinflamatorias, ya que las inflamaciones son una de las mayores villanas del sobrepeso.

– Aumento de la sensibilidad a la insulina

En un estudio realizado con personas con sobrepeso, la suplementación con extracto de hojas de olivo (con alta concentración de oleuropeína e hidroxitirosol) realizada durante seis semanas fue responsable de un aumento de 15% en la sensibilidad a la insulina.

Y a pesar de haber menos insulina en circulación, aún así los niveles de glucosa en el torrente sanguíneo llegaron a disminuir casi a la mitad, evidenciando la actuación de la hoja de olivo en el control de la glucemia sanguínea.

En la práctica, menos insulina significa una menor acumulación de grasa en la región abdominal y una necesidad también menor de consumir más calorías para regular los niveles de glucosa.

– Aceleración del metabolismo

Aunque el mecanismo de acción no sea totalmente conocido, se cree que el té de hojas de olivo estimula el metabolismo debido a su actuación en la glándula tiroides y en las catecolaminas, que son neurotransmisores (como la adrenalina y la noradrenalina) que se excretan por la glándula suprarrenal y que pueden acelerar la quema de grasas.

Por este motivo, se dice que el té de olivo quema grasas, ya que el metabolismo acelerado exige más energía, y si la energía no llega a través de la alimentación, el cuerpo es obligado a obtenerla del exceso de grasa.

2. Protege el corazón

Además de colaborar con la pérdida de peso, podemos decir que ese es uno de los mayores beneficios del té de olivo: la disminución de los riesgos de complicaciones cardíacas. Algunos de los compuestos presentes en la hoja del olivo inhiben la oxidación del LDL – el colesterol malo – y evitan así que se deposite en las paredes de las arterias, causando arteriosclerosis e infarto.

3. Controla la presión

Los compuestos fitoquímicos del té de hojas de olivo (sobre todo la oleuropeína) también reducen las inflamaciones (que por cierto son la mayor causa de enfermedades del corazón) y estimulan la circulación, relajando las arterias y causando una disminución de la presión arterial. Además de evidentemente reducir los riesgos de condiciones asociadas a la presión alta, estos beneficios del té de olivo también traen más protección al corazón, que podrá verse libre de variaciones en el flujo sanguíneo y también en las arritmias.

4. Disminuye el colesterol

El té de olivo contiene oleuropeína, sustancia que reduce la oxidación de las lipoproteínas de baja densidad – o LDL, el colesterol malo. Al ser oxidada, la molécula de colesterol va directamente a la pared de las arterias, donde estimulará la acumulación de células inflamatorias y causará la formación de una placa, lo que, como ya vimos, puede eventualmente causar obstrucción del vaso sanguíneo y provocar un infarto.

5. Protege el hígado

Otro de los beneficios del té de olivo para quien está necesitando adelgazar es su propiedad hepatoprotectora, es decir, el té mantiene el hígado trabajando de manera adecuada, lo que evita la acumulación de grasa en el órgano (condición conocida como esteatosis hepática) y permite que las toxinas sean eliminadas de manera eficiente.

6. Previene el envejecimiento prematuro

El té de hojas de olivo es rico en antioxidantes que protegen el cuerpo contra la acción de los radicales libres, prolongando así la salud y previniendo el envejecimiento prematuro. En las hojas de olivo podemos encontrar los antioxidantes resveratrol (que también está presente en la uva), tirosol, oleuropeína e hidroxitirosol, siendo estos dos últimos dos de los fitoquímicos más importantes para nuestra salud.

Aunque poco conocido, el hidroxitirosol es ciertamente merecedor de más atención, ya que su potencial antioxidante es mayor inclusive que del té verde. A pesar de la importancia de las dos bebidas, el hidroxitirosol tiene una capacidad de absorción de radicales libres 10 veces mayor que la del té verde. Y, sorprendentemente: 400 veces mayor que la de la vitamina C, otro potente antioxidante natural.

Por lo tanto, además de jugo de uva, té verde y cremas de belleza, ¿qué tal añadir algunas tazas de té de olivo a tus cuidados diarios de belleza?

7. Fortalece el sistema inmunológico

Algunos compuestos encontrados en la hoja de olivo (oleuropeína, hidroxitirosol, flavonoides y polifenoles) son responsables del fortalecimiento de las líneas de defensa del organismo contra virus, hongos y bacterias. Así, el consumo regular de té de hojas de olivo puede fortalecer el sistema inmunológico y ayudarlo en la prevención y combate a diversas enfermedades, como herpes, neumonía, gripe, infecciones dentales y de oído.

8. Combate la osteoporosis

En un estudio publicado recientemente en la revista «Osteoporosis International», investigadores demostraron que la oleuropeína presente en las hojas de olivo fue capaz de estimular tanto un aumento del número como de la actividad de las células óseas (osteoblastos).

De acuerdo con los responsables del estudio, la oleuropeína se puede utilizar para aumentar la producción de osteoblastos, que a su vez puede prevenir la pérdida de masa ósea asociada al envejecimiento y también a la osteoporosis.

9. Es un diurético natural

Estudios han evidenciado otra propiedad de la oleuropeína: su capacidad para actuar como un diurético natural. El consumo regular de té de olivo puede ayudarte a reducir la retención de líquido y también aumentar la eliminación de toxinas – dos factores importantes para quien está necesitando perder peso.

Y debido a sus propiedades antibacterianas y antivirales, el té de hojas de olivo puede actuar en la prevención y tratamiento de las infecciones urinarias y de los cálculos biliares.

10. Tiene propiedades antiinflamatorias

Los mismos flavonoides que proporcionan tantos otros beneficios del té de olivo también le confieren propiedades antiinflamatorias. Y ya sabes que, al reducir las inflamaciones en el cuerpo, puedes disminuir significativamente las causas y los síntomas de innumerables enfermedades, como el dolor crónico,  artritis, enfermedad cardíaca e incluso algunos tipos de cáncer.

Cómo Tomar

Para obtener todos los beneficios del té de olivo, la sugerencia es tomar de 3 a 4 tazas de la bebida al día durante un período de 3 a 4 meses. Para quien está preocupado por el peso, la cantidad que se puede eliminar dependerá del equilibrio de calorías a lo largo del día.

Es decir, aunque tomes el té de hojas de olivo para adelgazar, es fundamental que tu dieta sea hipocalórica, lo que significa que debes consumir menos calorías de lo que tu metabolismo utiliza a lo largo del día (o aumentar tu gasto energético a través de la actividad física).

Cómo Hacer el Té de Olivo

El consejo al hacer el té de hojas de olivo es utilizar agua mineral y ya dejar una cantidad mayor preparada temprano en la mañana, para no correr el riesgo de quedarte sin tiempo (o olvidarte) de preparar el té a lo largo del día.

Ve cómo preparar el té de hojas de olivo:

  1. Lleva una olla con 1 litro de agua al fuego y deja hervir;
  2. Apaga el fuego y añade 3 cucharadas de hojas de olivo;
  3. Tapa y deja descansar durante 10 minutos;
  4. Cuela y toma sin azúcar o con edulcorante.

Si lo prefieres, añade algunas ralladuras de jengibre u hojas de menta para mejorar el sabor fuerte de las hojas de olivo.

Dónde Encontrar

Puedes encontrar el té de olivo en tiendas de productos naturales o en sitios especializados en Internet.

Contraindicaciones

Mujeres embarazadas, en período de lactancia y niños deben evitar el consumo de té de hojas de olivo. Y así como puede ocurrir con otros tratamientos a base de productos naturales, algunas personas pueden ser alérgicas a ciertas sustancias presentes en el té, por eso que la recomendación es hablar con el médico antes de iniciar el consumo diario del té de olivo.

Referencias adicionales:

¿Ya conocías estos beneficios del té de olivo para la salud y buena forma? Ahora que conoces sus propiedades y sabes para qué sirve, ¿deseas consumirlo con más frecuencia? ¿Ya lo probaste alguna vez? ¡Comenta a continuación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario