12 Beneficios de la Natación para la Salud y Buena Forma

Los niños quieren igualarse a los delfines, y los ancianos sólo buscan estar en forma, tener una apariencia y una salud equivalente a un grupo de edad inferior a la suya. Los beneficios de la natación no se limitan a estos, pero es importante saber que el deporte no sólo se busca para un buen mantenimiento de la salud, pero también para los que desean mantener la buena forma. ¿Será que todos los practicantes se dan cuenta de la importancia y la colaboración que la natación ofrece a sus vidas?

Bueno, si ya practicas y no sabes cuáles son los beneficios de la natación, o si tienes dudas acerca de la elección de la actividad ideal para ti, vamos a conocer un poco más acerca de este deporte que refresca y también evita la molestia del sudor y las temperaturas extremas.

1. Longevidad

Investigadores de la Universidad de Carolina del Sur monitorearon  pruebas y la vivencia de hombres de 20 a 90 años durante 30 años y descubrieron que los que practicaban natación tenían una tasa de mortalidad 50% menor en comparación con otras personas físicamente activas o las que tenían un estilo de vida sedentario. Es importante destacar que investigaciones similares se realizaron con mujeres, y los resultados fueron similares. ¿Por qué no garantizar algunos años más de vida al ejercitarte en la piscina?

2. Sin impacto

Es común oír de las personas reportes de incomodidades y molestias  al comienzo de la práctica de los ejercicios físicos. La natación difiere, ya que ofrece algo que ningún otro ejercicio aeróbico puede ofrecer: la capacidad de trabajar todo tu cuerpo y sin ningún impacto severo en tu sistema esquelético, reduciendo el dolor durante la fase de adaptación.

Esto ocurre porque cuando estás bajo el agua, el cuerpo se vuelve automáticamente ligero. Si mantienes tu cuerpo bajo el agua hasta la altura de la cintura, tu cuerpo se mantendrá sólo con 50% del peso, si te sumerges un poco más, hasta la altura del tórax, ese peso se puede reducir a aproximadamente 25 a 35% del peso total, y si mantienes tu cuerpo bajo el agua hasta el cuello, el peso será equivalente sólo a 10%.

Estos beneficios de la natación hacen que la piscina sea un lugar ideal para trabajar los músculos rígidos y las articulaciones doloridas, principalmente para las personas con sobrepeso y limitaciones físicas.

3. Artritis

La natación es muy recomendada para personas que sufren de artritis. Los estiramientos que se hacen en la piscina pueden fortalecer sus músculos y también contribuir significativamente como entrenamiento aeróbico. Lo ideal para personas que sufren de artritis es una piscina climatizada, ya que el agua caliente puede ayudar a relajar las articulaciones rígidas. En realidad, las personas con artritis reumatoide pueden disfrutar de los beneficios de la natación aún más que otras personas, principalmente si se combina con hidroterapia. La natación también puede reducir el dolor de la osteoartritis.

4. Fuerza y tono muscular

La natación es una excelente manera de aumentar la fuerza y el tono muscular, especialmente en comparación con otros ejercicios aeróbicos. Cuando un atleta está corriendo, se mueve a través del aire, mientras que un atleta que está nadando enfrenta a la resistencia ofrecida por el agua, que tiene una densidad de aproximadamente 12% más alta que el aire.

Sabemos que la mejor manera de construir fuerza y tono muscular es a través de la resistencia, entonces, otro factor positivo de la natación. Esta resistencia no se limita sólo a los músculos, pero estudios demostraron que la natación también puede contribuir a mejorar la resistencia ósea, principalmente cuando se trata de mujeres en la fase de la post-menopausia.

5. Trabaja todo el cuerpo y lo hace más flexible

A diferencia de las máquinas de ejercicios en los gimnasios, que tienden a aislar los ejercicios en una parte del cuerpo a la vez, la natación desafía a todo el cuerpo simultáneamente a través de una amplia gama de movimientos que ayudan a que tus articulaciones y ligamentos se relajen y se vuelvan más flexibles. Puedes mover tus brazos, piernas y cabeza, y la extensión de brazos y piernas te permite estirar tu cuerpo de manera más eficiente en el agua, ya que el estiramiento es completo.

Para que obtengas mejor los beneficios de la natación con flexibilidad, se recomienda también que hagas estiramientos suaves antes y después del entrenamiento. Este mejor control sobre el cuerpo también favorece la mejora avanzada del equilibrio durante un período de tiempo más largo.

6. Mejor salud del corazón

No pienses que la natación sólo tonifica los músculos del tórax, tríceps y cuádriceps, ya que uno de los mayores beneficios de la natación es sobre el corazón. Como la natación es una opción de ejercicio aeróbico, sirve para fortalecer el corazón, no sólo ayudándolo a hacerse más fuerte, pero beneficiándolo a un mejor bombear, proporcionando un mejor flujo sanguíneo en todo el cuerpo.

La natación también se indica como funcional para combatir inflamaciones en todo el organismo, reduciendo así las consecuencias ofrecidas por enfermedades cardíacas. Se recomienda al menos 30 minutos de natación al día, esta es una buena iniciativa para mantener la presión arterial bajo control y también reducir en 30 a 40% la posibilidad de enfermedades coronarias en las mujeres.

7. Control de peso y quema de calorías

Muchas personas piensan que porque el agua suele ser más fría que la temperatura de nuestro cuerpo, sería difícil perder peso con el entrenamiento en la piscina, pero estas opiniones se deben revisar. Actualmente, la natación se reconoce como un importante contribuyente a la quema de calorías, lo que puede ser una gran alternativa para los que desean mantener el peso bajo control.

La cantidad de calorías quemadas depende no sólo de la intensidad en que te ejercitas, como también de tu propia fisiología. En términos generales, se dice que cada 10 minutos de natación en brazada de pecho puede quemar hasta 60 calorías mientras que en el estilo espalda eliminas hasta 80 calorías.

Pero si eres un nadador avanzado, el estilo mariposa puede mantenerte libre de no menos de 150 calorías. Los intervalos y la estructuración con diferentes intensidades pueden favorecer tu recuperación y permitir una mejor resistencia física.

8. Sin alergias 

Uno de los beneficios de la natación es que te permite ejercitarte en el aire húmedo, lo que puede ayudar a reducir los síntomas de asma y alergias. Se observó a un grupo de niños durante un programa de natación de seis semanas, y fue posible notar mejoras en la gravedad de los síntomas de alergia, respiración bucal e incluso ronquidos.

Los ejercicios en la piscina pueden ayudar a aumentar la capacidad pulmonar y también enseñar técnicas de respiración adecuadas. Los beneficios de la natación pueden ser aún mayores después del primer año de práctica regular.

9. Control del colesterol

El poder aeróbico de la natación contribuye al equilibrio de los niveles de colesterol HDL y LDL. Se dice que a cada 1% de aumento en el nivel de colesterol «bueno» (HDL), el riesgo de muerte por enfermedad cardíaca se reduce hasta 3,5%.

Estudios demostraron que la natación también puede beneficiar la salud de tu endotelio. Ahora debes estar preguntando qué es esto, ¿verdad? El endotelio no es más que la capa fina de células que reviste las arterias, y tiende a perder flexibilidad con el paso de los años. Se comprobó que las personas en un grupo de edad de sesenta años que hacen ejercicio regularmente con la natación tienen una función endotelial similar a la de las personas de 30 a 40 años más jóvenes, ya que la natación hace que las arterias se expandan y se contraigan de manera más eficiente.

10. Diabetes

Se comprobó que es posible reducir el riesgo de diabetes en hasta 6% a cada 500 calorías quemadas a la semana con la natación. Se recomienda un mínimo de 30 minutos de natación 3 veces a la semana, así quemarás un promedio de 900 calorías, reduciendo así el riesgo de diabetes tipo 2 en al menos 10%. La natación de alta intensidad una vez a la semana puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2 en hasta 16%. La práctica regular de natación puede ayudar significativamente en el control glucémico, principalmente para los diabéticos que practican al menos 150 minutos a la semana, lo que ayuda el cuerpo a lidiar con la sensibilidad a la insulina, siendo válido tanto para la diabetes tipo 1 como para la diabetes tipo 2.

11. Sin estrés

Teniendo una gran importancia entre los ejercicios aeróbicos, los beneficios de la natación se extienden también al factor psicológico. Al realizar los ejercicios y reconocer su superación, la persona se motiva a mantenerse determinada y estimulada a seguir adelante. Los niveles de endorfinas tienden a aumentar con la natación, entonces, abusa de la hormona de la felicidad y sé feliz con el apoyo de la natación para una mejor salud y buena forma.

12. Autoestima

Los beneficios de la natación pueden desencadenar innumerables otros, incluyendo el bienestar, que es uno de los propósitos que favorece a las personas a mantenerse activas y practicar natación regularmente. ¿Quién no se siente bien y seguro con una buena forma y una mejor calidad de vida? Sentirse bien puede estar evidente en el comportamiento y la vida social de los que consiguen obtener los máximos beneficios durante toda la vida.

¿Cuáles ejercicios aeróbicos estás más acostumbrado a practicar? ¿Eres una persona a que te gusta la natación? ¿Con qué frecuencia la practicas? ¡Comenta a continuación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario