5 Beneficios de la Calabaza Kabocha – Para qué Sirve y Propiedades

🕑 12/06/2020

Vamos a abordar las características de la calabaza kabocha, los principales beneficios y de qué manera esta calabaza puede contribuir a nuestra salud.

Utilizada con frecuencia en la preparación de algunos platos asiáticos, principalmente en Japón y Corea, la calabaza kabocha – también conocida como calabaza japonesa – es un alimento rico en vitaminas, fibras y diversos otros nutrientes indicados para componer menús saludables para niños, adultos y ancianos.

Entre sus principales propiedades, la concentración de beta-caroteno – que el organismo puede convertir en vitamina A – así como la  presencia elevada de complejo B, vitaminas C y E, fibras, potasio y hierro hacen que la calabaza kabocha sea un fuerte aliado contra el envejecimiento, ayuda a fortalecer huesos y dientes, ofrece beneficios al corazón, además de tener menos calorías y ayudar en el adelgazamiento de forma saludable.

El beta-caroteno es un antioxidante y, como ya se mencionó, tiene la capacidad de convertirse en vitamina A, un compuesto esencial para nuestra salud, capaz de interactuar con los glóbulos blancos saludables y, consecuentemente, influir directamente en la salud de los ojos, piel y cabello.

Las vitaminas del complejo B, además de convertir los carbohidratos y las grasas en energía, también interactúan con nuevas proteínas, ofrecen protección a los sistemas inmunológico y neurológico, interactúan con el sistema digestivo y muscular, además de participar en el crecimiento de nuevas células.

Conoce un poco más acerca de la calabaza kabocha

Aunque el nombre de calabaza japonesa sugiere un origen asiático, esta calabaza es originaria de África y se esparció por todo el mundo a través de las peregrinaciones de los portugueses. En Asia, su uso en la gastronomía es más frecuente, ofreciendo sus propiedades nutricionales para recetas como tempura, sopas y algunos postres. En Brasil, aunque menos popular que otros tipos de calabaza, la calabaza kabocha tiene sus cualidades ampliamente reconocidas por los profesionales de la salud.

Además de ser rica en vitamina A, la calabaza kabocha también presenta niveles considerables de vitaminas C y E. Sin embargo, otro hecho que también impresiona se refiere a la baja concentración de calorías presentes en el alimento. 1 taza de calabaza kabocha contiene aproximadamente 40 calorías, que representan 20 calorías menos en comparación con otros tipos de calabaza.

La calabaza japonesa es sabrosa, tiene una pulpa dulce, cremosa y de color naranja fuerte, debido al alto contenido de beta-caroteno presente en el alimento. El sabor es similar al sabor de la papa dulce, pero con las propiedades nutricionales que sólo las calabazas japonesas pueden ofrecer. La cáscara tiene un color verde oscuro, mate y se puede consumir sin preocupaciones, ya que es una fuente de fibras, hierro y vitamina C.

Para qué sirve la calabaza kabocha

En la gastronomía, la calabaza kabocha es reconocida por su versatilidad. Se puede hornear, cocinar a presión o al vapor, consumir en forma de puré, sopas, tempura, salsas e incluso en platos aún más exquisitos con tartas, pasteles, postres. Las semillas y la cáscara también tienen cualidades nutricionales y son indicadas para el consumo.

Sin embargo, aunque la calabaza japonesa ofrezca su sabor único, dulce y cremoso para diversos tipos de platos, contribuye en gran medida a la salud de nuestro cuerpo, teniendo en cuenta la concentración de nutrientes y vitaminas específicos que ayudan a mantener el sistema inmunológico saludable. A continuación, vamos a conocer más acerca de las cualidades nutricionales y algunos beneficios que la calabaza kabocha tiene para ofrecernos.

5 beneficios de la calabaza kabocha

Por contener propiedades únicas, la calabaza kabocha (o calabaza japonesa) ofrece beneficios a la salud en general, principalmente para nuestra piel, ojos y corazón. El uso diario de esta calabaza también ayuda a una pérdida de peso saludable y ayuda en la digestión de otros alimentos debido a su pulpa y cáscara altamente fibrosas.

Además, porque contiene cucurbitacina en su composición – una proteína que se encuentra fácilmente en la familia de las calabazas –  la calabaza japonesa ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer, alcanzando resultados impresionantes en el combate a los radicales libres en el cuerpo humano. Vamos a conocer un poco más acerca de los principales beneficios de la calabaza kabocha para nuestra salud.

1. Ofrece cuidados a nuestra visión

El beta-caroteno tal vez sea el principal nutriente que se encuentra en la calabaza kabocha, porque nuestro cuerpo puede convertirlo en vitamina A de forma natural. La vitamina A, además de antioxidante, se conoce como la vitamina de la visión, teniendo en cuenta que tiene un papel importante en la salud ocular, contribuyendo a la prevención de catarata y reduciendo el riesgo de degeneración macular (pérdida de visión debido a daños en la retina).

Es importante recordar que la deficiencia de vitamina A en el organismo puede provocar dificultades para ver en lugares oscuros (ceguera nocturna) e incluso puede evolucionar a ceguera total en casos extremos. Además, cuando alimentamos nuestro cuerpo con vitamina A, permitimos que fortalezca la inmunidad, ya que la vitamina A es esencial para mantener los glóbulos blancos saludables.

2. Cuidados para la piel

Como se mencionó anteriormente, la vitamina A presente en la calabaza kabocha ofrece cualidades antioxidantes. El consumo regular del alimento puede incluso reducir algunas cicatrices y manchas presentes en nuestra piel. La vitamina A, cuando se absorbe por el organismo, estimula la renovación celular y puede ser una gran aliada en la búsqueda por el retraso del envejecimiento de la piel. Una porción de calabaza japonesa contiene 70% del uso diario de vitamina A indicado para una persona.

El beta-caroteno existente en su composición nutricional, junto con otros antioxidantes que se encuentran en este tipo de calabaza, puede interactuar directamente en el estrés de la piel, alcanzando resultados positivos y perceptibles principalmente en la reducción de las inflamaciones de la piel y las señales del envejecimiento.

3. Calidades que ayudan en la prevención del cáncer

En los últimos años, diversos estudios sugirieron que una sustancia presente en la familia de las calabazas actúa directamente en la inhibición y la proliferación de las células cancerosas. Se trata de la cucurbitacina, un fármaco presente en las calabazas japonesas. La cucurbitacina también ofrece actividades biológicas antiinflamatorias, protección contra enfermedades hepáticas y funciones antimicrobianas.

Además de la presencia de la cucurbitacina en el alimento, los efectos antioxidantes mencionados anteriormente ayudan a combatir los radicales libres cancerosos, lo que hace que la calabaza kabocha sea un excelente producto natural que ayuda a combatir algunos tipos de cáncer, como el cáncer de próstata.

4. La calabaza japonesa ayuda a adelgazar con salud

Una de las principales dudas que los investigadores constataron en sus estudios está relacionada con los valores nutricionales, calorías y  si la calabaza kabocha engorda. La buena noticia es que la calabaza japonesa puede componer deliciosos platos, con pocas calorías y sin dejar de contribuir a la nutrición del cuerpo.

– Baja caloría y mucha fibra

Para efectos de comparación, las calabazas tradicionales tienen un promedio de 60 calorías en una taza del alimento. Por otro lado, una taza de calabaza japonesa contiene aproximadamente 39 calorías. Estos valores representan aproximadamente 2% de las calorías que una persona necesita ingerir a diario (basándose en una dieta de 2.000 calorías).

Además, la pulpa del alimento es muy fibrosa, lo que ayuda a mantener la sensación de saciedad en el cuerpo por más tiempo. 10 gramos de calabaza kabocha pueden contener hasta 1,74 gramos de fibras. Es importante destacar que la ingesta de fibras ayuda a regular los movimientos intestinales, mejora nuestra digestión y acelera nuestro metabolismo.

– Carbohidratos, grasas y azúcar

Gran parte de las calorías presentes en la calabaza viene de los carbohidratos. Una porción de calabaza kabocha contiene aproximadamente 10 gramos de carbohidratos en su composición. Sin embargo, estos valores aún se consideran bajos en una dieta de 2.000 calorías, lo que representa entre 3,1% y 4,5% del recomendado para el uso diario.

Una taza de calabaza japonesa contiene aproximadamente 2,5 gramos de azúcar y menos de 1 gramo de grasa. No debemos olvidar de mencionar la presencia de 1,1 gramos de proteínas en una taza de calabaza japonesa. Esta combinación la convierte en una excelente opción para componer una variedad de menús saludables.

5. Cuidados con el corazón

Se divulga ampliamente que la alta concentración de colesterol malo (LDL) en nuestra sangre puede provocar enfermedades cardíacas. Una opción indicada por los profesionales es la sustitución de algunos tipos de alimentos con alimentos saludables, como la calabaza japonesa. La pulpa de la calabaza es llena de fibras dietéticas, esencial para mantener altos los índices del llamado colesterol bueno (HDL) en nuestro organismo.

La cucurbitacina también ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. Además, hay una serie de otros nutrientes y vitaminas que mantienen el corazón saludable y libre de enfermedades, como es el caso del complejo B y uno de sus derivados, el folato, que se asocian con la disminución de la insuficiencia cardíaca en los hombres y la reducción del riesgo de accidente cerebrovascular en mujeres.

Una cantidad considerable de hierro, vitamina C y vitamina A también ayudan a mantener la integridad de los vasos sanguíneos y las arterias, reduciendo la presión arterial y asegurando una circulación sanguínea saludable. El beta-caroteno también ofrece protección al reducir el riesgo de derrames cerebrales.

Las calabazas japonesas se pueden encontrar prácticamente durante todo el año, pero las más sabrosas generalmente se cosechan a fines del verano y principios del otoño. Pueden variar en tamaño, generalmente con un peso de 2 kg a 4 kg y se pueden almacenar a temperatura ambiente durante un mes sin refrigeración.

Si te interesaste por las propiedades de la calabaza japonesa, aprende una receta simple utilizando este alimento:

Receta de crema de calabaza kabocha con pollo

Esta receta es muy simple y sabrosa. Para prepararla, necesitarás de:

  • 1/2 calabaza kabocha cocida y sin cáscara;
  • 01 pechuga de pollo (grande) cocida y deshilachada;
  • 01 lata de crema de leche;
  • Cebolla, ajo y sal a gusto.

Método de preparación:

Empieza batiendo la calabaza japonesa cocida en la licuadora. Bate bien hasta que esté cremoso y reserva. En una olla, saltea la cebolla y el ajo como de costumbre y agrega el pollo deshilachado. Cuando incorporar el condimento, agrega la crema de calabaza kabocha batida en la licuadora y la sal. Si quieres, puedes agregar algunas hierbas de tu preferencia. Deja cocinar hasta que hierva, apaga y agrega la crema de leche. ¡Sirve caliente y buen apetito!

Al elegir las calabazas japonesas, opta por las que parezcan pesadas para su tamaño y recuérdate que cuanto más clara sea la cáscara, más dulce será la pulpa. Si estás buscando un sabor completamente nuevo, lleno de vitaminas y nutrientes, incluye la calabaza kabocha en las recetas de tu menú diario y sorpréndete.

¿Ya conocías todos los beneficios de la calabaza kabocha para la salud? ¿Ya probaste este tipo de calabaza? ¿Qué te parece incluir en tu menú? ¡Comenta a continuación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario