5 Tipos de Leche Sin Lactosa – Beneficios, Diferencias y Consejos

🕑 16/03/2020

Cada vez más personas se están dando cuenta de que tienen algún tipo de alergia o intolerancia a la lactosa y es por eso que ya es posible encontrar en los supermercados algunas opciones de leche sin lactosa para colaborar con los que tienen esta condición.

Algunos tipos de leche sin lactosa son muy beneficiosos para la salud, principalmente cuando se hacen de forma natural y con productos orgánicos. Además, la mayoría de estas leches es mucho menos grasa que la leche de vaca y el consumo de menos grasa trae diversos beneficios para la salud.

Otro público consumidor de las leches sin lactosa son las personas veganas, que no consumen ningún subproducto animal, ni siquiera la leche. Por esta razón, los veganos recurren al consumo de leches vegetales, como la mayoría de las leches sin lactosa.

Vamos a indicar a continuación los mejores tipos de leche sin lactosa, cuáles son las diferencias entre ellos y cuáles son sus beneficios, tanto para los que tienen intolerancia a la lactosa como para los que quieren tener una alimentación más saludable.

Intolerancia a la lactosa

Primero, debemos entender qué es la intolerancia a la lactosa. La lactosa es un tipo de azúcar que se encuentra naturalmente en la leche de vaca y que requiere de nuestro cuerpo una enzima especial  para ser digerida.

Si tu organismo tiene poca o casi ninguna enzima llamada lactasa, tu sistema digestivo no será capaz de romper las moléculas de lactosa y tu digestión será muy perjudicada.

Cuando la lactosa no digerida pasa a través del intestino grueso, puede causar algunos síntomas no deseados, como gases, dolor de estómago e hinchazón.

Existen diferentes niveles de intolerancia a la lactosa. Algunas personas no pueden consumir ningún tipo de derivado de la leche, mientras que otras consiguen lidiar mejor con pequeñas cantidades de leche y sus derivados.

Síntomas de intolerancia a la lactosa

Los síntomas variarán del nivel de intolerancia que una persona tiene, además, por supuesto, de la cantidad de lactosa que se ingirió. Si aún no sabes si tienes intolerancia a la lactosa, pero tienes esta sospecha, es bueno saber que los síntomas pueden tardar de treinta minutos a dos horas en aparecer después de haber consumido productos lácteos.

Los síntomas más comunes son:

  • Hinchazón;
  • Dolores abdominales;
  • Cólicos;
  • Gases;
  • Diarrea;
  • Vómitos;
  • Ruidos excesivos en el estómago.

Beneficios de tomar leche sin lactosa

1. Mejor digestión

Las leches sin lactosa se digieren mejor incluso por los que no tienen intolerancia a la lactosa. Esto porque, en general, son menos grasos y ofrecen muchos nutrientes y minerales esenciales para nuestra salud.

Las personas que tienen síndrome del intestino irritable e incluso las personas mayores pueden beneficiarse de la leche sin lactosa, ya que su digestión es más fácil.

2. Fuente de nutrientes

Diferente de lo que muchas personas piensan, la leche sin lactosa también tiene muchos nutrientes y minerales que el cuerpo necesita, incluyendo calcio, fósforo, zinc, potasio y vitaminas A y C.

La cantidad y cuáles son los nutrientes variarán según el tipo de leche sin lactosa que eliges tomar, ya que hay muchas opciones.

3. No provoca cólicos

Aunque el consumo de leche de vaca es muy popular, es la mayor causa de cólicos en adultos y niños. Por lo tanto, consumir leches sin lactosa puede evitar que tengas este síntoma incómodo.

4. Corazón más saludable

La gran cantidad de minerales contenidos en las leches sin lactosa puede ayudar a regular la presión arterial. La vitamina B, presente en la mayoría de estas leches, también es beneficiosa, ya que contribuye a la producción de los glóbulos rojos.

5. Piel más saludable

La presencia de vitamina A y C también es muy beneficiosa para la salud de la piel. Mientras que la vitamina A es esencial para mantener la piel hidratada, la vitamina C ayuda en la regeneración celular.

Tipos de leche sin lactosa

1. Leche común sin lactosa

Esta es la única leche sin lactosa no vegana, ya que se trata de la leche normal de vaca sin la presencia del azúcar lactosa. Es rica en calcio, potasio, zinc, magnesio, además de vitamina A, K y del complejo B. En los supermercados, encontrarás esta leche cerca de la leche descremada, generalmente en un envase naranja.

2. Leche de almendras

La textura de la leche de almendras es la más similar a la de la leche de vaca, aunque su color es más similar al beige. En 250 ml de la leche de almendras, encontrarás 30 calorías y 2 gramos de grasa, además de mayores cantidades de calcio, vitamina D y E que la leche de vaca. El único punto negativo es que esta leche contiene poca proteína, sólo 1 gramo en esta porción.

3. Leche de arroz

La leche de arroz se hace a partir de los granos procesados del arroz y se puede encontrar en su versión neutral o con sabor, generalmente vainilla o chocolate.

Esta leche sin lactosa también tiene cero colesterol y en una porción de 250 ml hay 110 calorías, 1 gramo de grasa y 2 gramos de proteína.

4. Leche de soya

Esta es probablemente la leche sin lactosa más conocida, pero es necesario tomar algunas precauciones al comprarla. Elige siempre productos hechos de soya orgánica, ya que la soya transgénica puede ser perjudicial a nuestra salud.

En la leche de soya encontramos potasio y flavonoides, que son excelentes antioxidantes, y estrógeno. Este último puede ser perjudicial a la salud, por eso es bueno regular la cantidad de leche de soya.

En una porción de 250 ml hay 80 calorías, 7 gramos de proteína y 4 gramos de grasa, siendo que sólo 0,5 gramos son de grasa saturada.

5. Leche de coco

La leche de coco rara vez se utiliza en el día a día, excepto para una receta más elaborada. Pero la verdad es que la leche de coco es muy saludable e incluso fácil de hacer, si vives en una región abundante de cocoteros.

A pesar de tener grasa, la grasa del coco es saludable y proporciona una buena cremosidad a la leche de coco. Además, contiene triglicéridos de cadena media, un tipo de grasa que puede ayudar a acelerar el metabolismo, ayudando en la pérdida de peso.

¿En qué alimentos podemos encontrar los mismos nutrientes de la leche?

Si descubriste que tienes intolerancia a la lactosa pero aún no te adaptaste a las leches sin lactosa, una buena opción es incluir en tu dieta algunos alimentos que ofrezcan los mismos nutrientes que la leche.

Además de minerales, como el calcio y el potasio, la leche también es muy rica en proteínas y todos estos nutrientes se encuentran fácilmente en otros productos naturales. Por eso, creamos esta lista para ayudarte a elegir alimentos que te ayudarán a dejar de lado la leche.

Frijol: una taza de frijol contiene prácticamente los mismos nutrientes que media taza de leche.

Cereales integrales: los cereales integrales, como la avena, son muy ricos en calcio.

Albaricoque y uva pasa: otra excelente fuente de calcio son los albaricoques deshidratados y las uvas pasas.

Pescados: incluso los pescados enlatados, como la sardina, tienen altas dosis de vitamina D y calcio, así como los pescados frescos.

Castañas: maní, castaña de Brasil y almendras son excelentes fuentes de calcio y proteína.

Jugo de naranja: excelente opción para el desayuno, el jugo de naranja también tiene mucho calcio y vitamina C.

¿Ya probaste alguno de estos tipos de leche sin lactosa? ¿Por cuál razón? ¿Qué tal disfrutar de sus beneficios? ¡Comenta a continuación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario