¿Agua Tónica Hace Daño? ¿Es Gaseosa? – Qué es y Para qué Sirve

🕑 17/07/2019

Antes de entender si el agua tónica hace daño, necesitamos saber qué es ese producto, ¿no es verdad? Primero, vamos a aclarar que el agua tónica es gaseosa, a pesar de que el nombre nos puede confundir y hacer que pensemos que los dos no están relacionados.

En segundo lugar, la bebida siempre empieza con un ingrediente, la llamada quinina, que viene de un árbol de América del Sur, conocida por el nombre de Cinchona.

En resumen, el agua tónica es una mezcla entre agua carbonatada (agua con gas) y la quinina. Para mejorar el sabor, puede haber la adición de azúcar o ácidos de frutas en la bebida. Cuanto mayor el contenido de quinina en un agua tónica, más amargo será su sabor.

La primera patente para el agua tónica fue concedida en el año 1858, a un hombre de Londres llamado Erasmus Bond. La información es de los sitios Mixology y Food Republic.

¿El agua tónica hace daño?

Uno de los factores que puede llevar a alguien a afirmar que el agua tónica hace daño es justamente la presencia de la quinina en su composición. Sin embargo, cuando se encuentra en dosis pequeñas en el agua tónica, la sustancia se considera segura para el consumo.

Food and Drug Administration (FDA, sigla en inglés), agencia que regula medicamentos y alimentos en Estados Unidos, permite que el agua tónica tenga un máximo de 83 partes por millón (ppm, medida que determina la concentración de soluciones) de quinina, porque el compuesto puede provocar efectos secundarios.

Entre las reacciones adversas asociadas a la quinina, se encuentran: náuseas, cólico estomacal, diarrea, vómito, confusión, nerviosismo, dolor de oído, problemas de sangrado, daño en los riñones, latidos anormales del corazón y reacción alérgica severa.

Sin embargo, la quinina del agua tónica se diluye al punto de ser improbable sufrir con sus efectos secundarios, que son más comunes cuando la sustancia se utiliza en forma de medicamento. Para ingerir una dosis correspondiente a la quinina en píldora, sería necesario tomar aproximadamente dos litros de agua tónica a diario.

Sin embargo, se recomienda que quien tiene un histórico de mala reacción al agua tónica o a la quinina en el pasado no los consuma nuevamente.

También se deben evitar por personas con ritmo cardiaco anormal (principalmente con prolongación del intervalo QT), quien tiene hipoglucemia (la quinina puede bajar el nivel de azúcar en la sangre), quien sufre con enfermedad renal o hepática o toma medicamentos como diluyentes de la sangre, antidepresivos, antibióticos, antiácidos y estatinas.

El caso de los medicamentos puede no impedir necesariamente el consumo de agua tónica, pero siempre es bueno consultar al médico para saber si debes evitar la bebida o no. 

Mujeres embarazadas 

Las mujeres embarazadas también entran en el grupo de personas que deben evitar la quinina y el agua tónica.

Nutricionistas advierten que no existe una cantidad segura de la quinina para la mujer embarazada o el bebé, por lo tanto, el agua tónica debe evitarse durante el período del embarazo.

Muchos argumentan que todas las gaseosas no deberían formar parte de la dieta de la mujer embarazada porque contienen colorantes y otras sustancias que sirven de amenaza para la futura mamá.

¿El agua tónica engorda? 

Probablemente ya debes haber oído alguien hablar de cómo la gaseosa engorda, ¿no es verdad? Como escribimos anteriormente, el agua tónica es una gaseosa, sí, por eso que no se puede poner la bebida como amiga de la dieta.

El nutricionista Joel Feren confirmó que el agua tónica realmente es más un tipo de gaseosa y que el contenido de azúcar entre los dos es prácticamente el mismo.

Estudios ya descubrieron que las calorías de la gaseosa influyen más la ganancia de kilos que las calorías de los alimentos. ¿El motivo? Esto sucede en gran parte porque las bebidas endulzadas con azúcar no estimulan la saciedad del cuerpo de la misma forma que las comidas hacen.

El agua tónica hace daño también porque es rica en azúcar como cualquier gaseosa tradicional. Una lata de agua tónica contiene 10 cucharaditas de azúcar, que corresponden a 150 calorías, siendo que se recomienda que una persona que ingiere 2 mil calorías a diario tenga un consumo diario de 200 calorías de azúcar.

La ingesta de esta bebida también se debe controlar en casos en que hay la necesidad de la restricción de los niveles de glucosa en la sangre.

Los huesos

Por ser una gaseosa, el agua tónica disminuye la absorción de calcio por los huesos. Recordando que el nutriente es conocido por ser bastante importante para la salud ósea. Esto ocurre porque las bebidas con gas traen el fósforo, componente que compite con el calcio, obstaculizando su absorción.

¿Para qué sirve el agua tónica?

A pesar de comprender que el agua tónica hace daño si miramos de los puntos de vista citados anteriormente, vale destacar que la bebida también ya fue asociada a algunos beneficios más allá del simple placer de saborearlo.

Por ejemplo, algunos dicen que la bebida cura la resaca, pero el nutricionista de la Asociación Brasileña de Nutrición, José Alves Lara Neto, aclaró que eso no es verdad.

La sensación de bienestar que puede ser experimentada al tomar el agua tónica durante la resaca es proveniente de la reposición de los niveles de azúcar en la sangre, ya que el exceso de alcohol provoca la hipoglucemia.

Sin embargo, el efecto es pasajero. De acuerdo con lo que Lara Neto dijo, el azúcar del agua tónica se absorbe rápidamente, provocando una nueva caída en los índices de azúcar en la sangre. Así, lo que se recomienda para los casos de resaca es beber mucha agua y hacer una alimentación ligera.

También existe otro beneficio atribuido al agua tónica: ayudar en relación a la cinetosis, que es el mareo debido al movimiento, que puede aparecer cuando la persona viaja en autobús o en coche.

Sin embargo, consumir la bebida antes de viajar puede empeorar el cuadro de la condición porque el agua tónica retrasa el vaciamiento gástrico, pudiendo favorecer la náusea.

Otro punto es que, aunque tenga agua en su nombre, la bebida no es una buena alternativa para la hidratación. La recomendación es hidratar el cuerpo con agua o isotónicos, que reponen los minerales perdidos por el sudor (cuando se hacen actividades físicas intensas, que promueven el sudor excesivo).

Las gaseosas como el agua tónica son ricas en sodio, azúcar y componentes que pueden obstaculizar la absorción de agua por partes de las células.

Recordando que el exceso de sodio en la alimentación puede causar problemas tales como retención de líquidos, presión y endurecimiento de los vasos sanguíneos, presión arterial alta, ataque al corazón, accidente cerebrovascular (ACV) e insuficiencia cardíaca.

Según el Centro Médico de la Universidad de Maryland, los adultos saludables no deben consumir más de 2.300 mg de sodio a diario; los individuos con presión arterial alta no deben ingerir más de 1.500 mg del mineral y quien tiene insuficiencia cardíaca congestiva , cirrosis del hígado y enfermedad renal pueden necesitar consumir cantidades mucho menores que estas.

La Asociación Americana del Corazón recomienda que los adultos limiten su ingesta de sodio a 1.500 mg del nutriente al día.

¿Ya habías oído hablar que el agua tónica hace daño? ¿Tienes costumbre de tomar esta bebida a menudo? ¡Comenta a continuación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

1 comentario en “¿Agua Tónica Hace Daño? ¿Es Gaseosa? – Qué es y Para qué Sirve”

Deja un comentario