Ashwagandha: Qué es, Cómo Tomar, Efectos Secundarios y Cuál Comprar

🕑 3/06/2020

La Ashwagandha es una planta que se está destacando y está siendo adoptada por diversas personas que están dispuestas a disfrutar los beneficios de la naturaleza. Puedes no saber, pero esta planta puede hacer mucho para que te sientas mejor, por eso, conoce a continuación un poco más acerca de esta planta.

El uso fitoterápico de alimentos naturales se está volviendo cada vez más común. Actualmente, podemos reconocer que el número de personas que buscan una mejor calidad de vida es mayor que en los años anteriores.

Lo más notable fueron las creaciones para una alimentación más práctica y conveniente en una rutina agitada, pero las consecuencias se están utilizando para alertar a las personas de que hay muchos alimentos naturales que pueden garantizar la salud a largo plazo, y no un placer momentáneo.

¿Qué es?

La raíz y las bayas de Ashwagandha se usan para fines medicinales. Debemos reconocer que las informaciones actuales no son suficientes para juzgar si es efectiva o no, pero el consumo equilibrado se reconoce como seguro. Se encaja en el grupo de plantas adaptogénicas y puede beneficiarte para una mejor adaptación y también ofrecer un mejor refuerzo ante las condiciones adversas de temperaturas y efectos externos. Esta planta también puede reducir los impactos ofrecidos por el estrés.

Puedes pensar que es muy extraño este nombre dado a la planta,  pero Ashwagandha en sánscrito consiste en la combinación de la palabra Ashva, que significa caballo y gandha, que se refiere al olor. Ya podemos deducir que la raíz contiene un aroma fuerte, ¿verdad?

La planta es muy común en la medicina Ayurvédica, Unani e india, pero en estas se describe como «Ginseng indio». La Ashwagandha también se usa ampliamente en la medicina africana para una variedad de enfermedades. Este reconocimiento también fue el resultado de estudios destinados a demostrar una mayor eficiencia para la memorización.

Es importante destacar que no debemos confundir Ashwagandha con Alkekengi, ya que ambos se conocen como cereza de invierno. 

La Ashwagandha también es muy elegida debido a su efecto energético, ya que también puede disminuir el exceso de producción de la hormona cortisol.

¿Para qué sirve?

Hay evidencias que se utilizan para afirmar que la Ashwagandha puede reducir los síntomas de ansiedad. Se dice que la eficiencia de esta planta para este propósito es incierta, si se consume sin una combinación con una dieta específica y una respiración adecuada.

Algunas investigaciones clínicas muestran que un producto hecho utilizando las propiedades contenidas en la Ashwagandha puede mejorar la atención y el control de impulsos en niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad. Esta declaración también no tiene evidencias acerca del efecto sólo de la Ashwagandha.

Investigaciones preliminares afirman que si la Ashwagandha se combina con la terapia Ayurvédica, puede haber mejora en el equilibrio de personas con ataxia cerebral.

Diversos estudios intentan confirmar que la planta puede reducir los niveles de azúcar en el torrente sanguíneo, lo que puede ser un beneficio muy buscado por las personas con diabetes. También se afirma que la planta puede mejorar la calidad del esperma, pero no el recuento de espermatozoides en hombres infértiles. No se sabe si la planta puede ofrecer este beneficio, pero se puede reducir la infertilidad masculina.

La combinación de la planta con un suplemento llamado Articulin-F puede mejorar los síntomas de la artritis. Estudios realizados sugieren que una combinación de hierbas con la Ashwagandha puede mejorar los síntomas de la enfermedad de Parkinson. La planta también se puede consumir para reducir la fatiga resultante de entrenamientos y ejercicios físicos de alta intensidad.

A continuación, podrás conocer algunas otras evidencias de mejora a través de la adición de la Ashwagandha a tu plan alimentario.

  • Tumores;
  • Tuberculosis;
  • Problemas de hígado;
  • Hinchazón (inflamación);
  • Ulceraciones;
  • Estrés;
  • Alteración de la función del sistema inmunológico;
  • Prevención de las señales de envejecimiento;
  • Fibromialgia.

¿Cómo tomar?

Puedes consumir la Ashwagandha en tés, si quieres disfrutar del sabor amargo y también del poder termogénico que ofrecen estas bebidas. Un consejo es combinar la planta con otras hierbas, para que el sabor único sea menos evidente.

Si quieres sólo disfrutar de los posibles beneficios ofrecidos por la Ashwagandha, puedes encontrar la planta en versiones de comprimidos. Si consumes el comprimido por la mañana, puedes disfrutar del efecto energético durante todo el día, pero si deseas consumir por la noche, se afirma que puedes dormir mejor.

Efectos secundarios

Se dice que el consumo a corto plazo de la Ashwagandha es posiblemente seguro. Se desconoce la seguridad del uso a largo plazo. La dosificación excesiva de la planta puede causar dolor de estómago, vómitos y diarrea. No se sabe si aplicar la Ashwagandha directamente sobre la piel es seguro.

La Ashwagandha puede estimular el sistema inmunológico, por lo tanto, no consumas la planta con medicamentos que disminuyen el funcionamiento del sistema, ya que podrá reducir los efectos ofrecidos por los medicamentos. La planta también puede tener un efecto energético, por eso, si consumes medicamentos para dormir, evita esta combinación, ya que puede reducir la eficacia del medicamento.

Contraindicaciones

Se recomienda que las mujeres embarazadas y en período de lactancia no consuman la planta. Hay evidencias que llevan a la interpretación de que la planta puede causar abortos espontáneos e incluso comprometer la composición de la leche materna.

En casos de diabéticos, si se usan medicamentos para mantener bajos los niveles de azúcar, es esencial tener cuidado con una ingesta controlada de Ashwagandha, para evitar la hipoglucemia.

La planta también puede disminuir la presión arterial. El consumo irregular puede causar una caída de presión en las personas que ya tienen este nivel bajo. La Ashwagandha también puede interferir con el efecto ofrecido por los medicamentos usados para reducir la presión arterial, por eso que se recomienda controlar el consumo.

Si tienes irritaciones en el sistema gastrointestinal y úlceras estomacales, evita consumir la planta, ya que puede contribuir negativamente.

El consumo de Ashwagandha puede interferir en el funcionamiento del sistema inmunológico, así, puede aumentar los síntomas de las enfermedades autoinmunes, entre las cuales podemos destacar la artritis reumatoide, lupus e incluso la esclerosis múltiple. 

La planta puede desacelerar el funcionamiento del sistema nervioso central, por eso que los profesionales de la salud temen que la planta pueda interferir con la reacción de la anestesia y otros medicamentos utilizados durante los procedimientos quirúrgicos. Se recomienda que el consumo de la planta se interrumpa aproximadamente dos semanas antes de la cirugía.

La Ashwagandha puede aumentar los niveles de hormonas de la tiroides. Se debe utilizar con precaución, principalmente por los que están atentos a las medidas corporales. 

Cuál comprar

Es importante que evalúes y reconozcas tus objetivos reales deseados. Si realmente quieres disfrutar del sabor que ofrece la planta, se recomienda que intentes consumirla en su forma natural o en infusión.

Hay personas que buscan alternativas para contribuir a una mejor acción del sistema inmunológico ante las adversidades externas, por eso que se recomienda la versión en comprimidos. Esta forma también puede ser muy indicada para las personas que desean controlar la ingesta, evitando así los posibles efectos secundarios.

¿Dónde comprar?

La Ashwagandha se puede comprar en tiendas de productos naturales. Hay tiendas de suplementos alimentarios que están poniendo a disposición las versiones en comprimidos, pero no son fáciles de encontrar. Algunas tiendas con servicios online también ofrecen la venta, pero es importante que busques recomendaciones acerca de estos establecimientos.

¿Ya habías oído hablar de la Ashwagandha? ¿Conoces a alguien que haya aprobado su uso por alguna razón? ¡Comenta a continuación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario