Cómo Eliminar la Grasa de la Espalda

🕑 30/05/2019

No es nada bueno ganar una grasa localizada por el cuerpo. Y lo peor de todo es que la grasa puede aparecer en diversos lugares, incluso en la espalda. Pero, ¿sabes cómo eliminar la grasa de la espalda?

¿Cómo eliminar la grasa localizada en el cuerpo?

Cuando comemos una porción de alimento más que suficiente para suplir las necesidades de energía de nuestro organismo, el excedente, que no será necesario en el momento, se almacena en forma de depósitos de energía.

Y es nuestro propio cuerpo que nos induce a tener esa cantidad extra de energía como forma de protegernos para que no falte energía suficiente en el cuerpo para la realización de sus actividades.

Los lugares en que la grasa suele depositarse, principalmente para las mujeres, son el abdomen, los flancos (que quedan en la parte lateral del abdomen) y en los laterales y abajo de la cadera. Generalmente, cuando los depósitos de esas regiones crecen, la grasa pasa a ser almacenada en áreas como la espalda y los brazos.

El cuerpo necesita un equilibrio calórico. Es decir, si en promedio recibe una cantidad de calorías de los alimentos similar a la cantidad de calorías que gasta para hacer las actividades vitales y los movimientos del día a día, la persona no engorda ni adelgaza.

Cómo eliminar la grasa de la espalda

¿Sabes por qué es tan difícil deshacerse de las grasas localizadas? Porque son la última fuente de energía a la que nuestro cuerpo recurre. En primer lugar, la energía se retira de la glucosa sanguínea. Con la disminución de esa fuente, el cuerpo busca energía en la glucosa almacenada en el hígado.

Después, el siguiente de la lista viene a partir de la rotura de las proteínas de los músculos. Sólo después de todo eso es que la grasa almacenada es buscada como fuente de energía.

Además, es importante saber que no hay cómo eliminar la grasa de la espalda exclusivamente. Esto porque el cuerpo humano quema grasa de manera proporcional en todas sus regiones.

Es necesario entender que, generalmente, la grasa localizada se vuelve más evidente a medida que la grasa general del cuerpo es quemada. Es decir, pierdes 5kg y notas que todas tus medidas corporales redujeron. Pero parece que la grasa localizada resalta. Ahora no te sientes tan con sobrepeso, pero las grasas localizadas se ponen muy incómodas.

Otra cuestión relevante es que después de ser formadas, las células de grasa no desaparecen por completo, sólo pueden tener su tamaño disminuido.

Los ejercicios

¿Entonces ni los ejercicios ayudan a quien busca como eliminar la grasa de la espalda? No necesariamente. Hay ejercicios que pueden fortalecer y tonificar la espalda, mejorando así la apariencia de la región.

Entre ellos están la natación, el entrenamiento con pesas para construir masa muscular y, consecuentemente, disminuir el porcentaje corporal de grasas, y el Entrenamiento Interválico de Alta Intensidad (HIIT, por sus siglas en inglés) con ejercicios aeróbicos.

El HIIT está asociado al aumento del metabolismo, lo que trae una mayor eficiencia en la quema de calorías y grasas. Se cree que la duración de este efecto es de hasta 48 horas después de la finalización de la sesión de ejercicios.

Además, investigaciones indicaron que el HIIT quema hasta nueve veces más grasas que los tradicionales ejercicios aeróbicos.

Sea cual sea el ejercicio que elijas, ten cuidado de tener el apoyo de un profesional de educación física, para que el entrenamiento sea eficaz y seguro.

Se recomienda que los ejercicios se hagan durante cuatro veces a la semana, con una duración de 15 a 30 minutos para cada entrenamiento. Sin embargo, la mejor formulación de entrenamiento será elaborada por tu instructor de acuerdo con tus características y objetivos – en el caso, la pérdida de grasas.

Disminución del porcentaje de grasa

Ya que no hay como eliminar la grasa de la espalda o en cualquier otra región específica del cuerpo, la salida es buscar la reducción del índice total de grasas del cuerpo, lo que posibilita tener una apariencia más definida general.

Sin embargo, para quien está lejos de un porcentaje de grasa considerado saludable, el primer paso debe ser adelgazar para, sólo después, combatir a las grasas que insisten en permanecer en el cuerpo.

Para las mujeres, el índice inferior a 20%-22% de las grasas en el cuerpo es la indicada para quedarse sin grasas sobresalientes. Para los hombres, la recomendación es que el valor sea menor que 10%- 12%.

En el caso de las mujeres, hay un exceso de grasa corporal cuando el porcentaje es del 25% o más, siendo que 32% caracteriza la obesidad. Para los hombres, el exceso de grasa corporal empieza a partir de 18%, con 25% representando la obesidad. Las informaciones son de la Consultoría en Enseñanza en Salud, Nutrición y Coaching Andreia Torres.

Para perder peso de manera que el porcentaje de grasa corporal sea disminuido, es necesario practicar actividades físicas con regularidad como aeróbicos, musculación y HIIT.

En cuanto a la alimentación, se recomienda consumir bastante proteínas y fibras en la dieta, ingerir grasas buenas y planificar el consumo de carbohidratos buenos (con excepción de panes, pastas y dulces).

La alimentación

Además de saber cómo eliminar la grasa de la espalda, probablemente quieres evitar que se aumente, ¿no es así? Pues bien, una manera de hacer esto, a través de la reducción del porcentaje de grasa corporal, es tomar un cuidado especial con la alimentación.

Incluso porque, sin la dieta adecuada, el tiempo dedicado a los ejercicios no traerá resultado alguno. Para evitar la acumulación de grasa localizada, es necesario evitar el consumo de alimentos ricos en azúcar, sal, grasa saturada y carbohidratos simples como pizzas, pasteles, gaseosas y congelados.

El consumo de carbohidratos puede ser planificado a través de ciclos, intercalando días de alta y baja ingesta, y de horarios determinados para ingerir los complejos y los simples. Para hacer esto con eficacia, cuenta con el apoyo de un nutricionista.

También se recomienda incluir alimentos ricos en fibra en la dieta y elegir fuentes saludables de grasas como aceite de oliva, aceite de coco, salmón, sardina y aguacate. Otro consejo es disminuir el consumo de alcohol, ya que ese tipo de bebida es calórica e interfiere en procesos metabólicos referentes a la pérdida de grasa.

Las proteínas también son importantes para la pérdida de grasa, por lo tanto, se recomienda incluir fuentes de proteínas magras en la dieta como el filete de pollo, de pavo, pescados, claras de huevo y los productos lácteos light.

Los aminoácidos que constituyen las proteínas regeneran y forman la masa muscular. Y cuanto más músculos una persona tiene, más grasas y calorías se quema.

Además, los menús deben traer cereales integrales, legumbres, verduras y frutas, preferiblemente orgánicas.

Es importante no seguir dietas locas, súper restrictivas y con una elevada reducción en la ingesta de calorías, porque causan perjuicios al cuerpo al privarte de energía y nutrientes y no traen resultados duraderos – el peso perdido acaba siendo recuperado en poco tiempo. Lo ideal es pasar por un proceso de reeducación alimentar en busca de una relación saludable con la comida, preferiblemente con la supervisión de un nutricionista.

Al explicar al profesional el deseo de disminuir la grasa corporal, puede ser que te indique una reducción en la ingesta diaria de calorías. Pero eso sucederá de manera saludable, sin que haya perjuicios para la salud de modo que los nuevos hábitos y resultados puedan ser mantenidos.

Otro punto importante en relación a la alimentación es verificar si no estás comiendo por compulsión, en que se come sin necesidad, como forma de lidiar con las emociones. Esto sucede cuando las personas comen para aliviar problemas como miedo, estrés, ansiedad y depresión.

– El té verde

La bebida es indicada para quien busca cómo eliminar la grasa de la espalda o en cualquier región del cuerpo gracias al hecho de ser compuesta por cafeína y catequinas que actúan en la aceleración del metabolismo y, consecuentemente, en la mayor quema de grasa corporal. El consejo es tomar de dos a tres tazas de té verde a diario.

Una investigación publicada en el American Journal of Clinical Nutrition (Periódico Americano de Nutrición Clínica), indicó que la ingesta diaria de catequinas como las que se encuentran en la bebida a lo largo de 12 semanas ayudó a reducir la circunferencia abdominal, el porcentaje de grasa corporal y la grasa presente en la piel de los que participaron en el experimento.

Además, el té verde también ayuda a elevar la concentración de una hormona llamada noradrenalina, que tiene como una de sus funciones la señalización para la quema de grasas.

Los antioxidantes de la bebida actúan en el combate a las inflamaciones que se asocian a la formación de depósitos de grasa.

Procedimientos estéticos

Otra posibilidad para quien busca cómo eliminar la grasa de la espalda es la realización de procedimientos estéticos. Uno de ellos es la llamada aplicación de enzimas, cuando se hace la aplicación de un medicamento con enzimas en la región de la piel en que está localizada la capa de grasa.

Antes de la aplicación, es necesario hacer una evaluación médica, en la que se establecen las necesidades y objetivos del paciente. Después de eso, se realizan pruebas de combinaciones de enzimas como forma de verificar la eficiencia en relación a la quema de grasa. Sólo después de eso, el procedimiento puede realizarse.

Las enzimas combinadas en el medicamento varían según el lugar donde se realiza el procedimiento y los resultados pueden variar según la edad, la dieta, el nivel de ejercicio físico y otras características de cada paciente.

– Criolipólisis 

Otro procedimiento es la criolipólisis, en la que la grasa localizada es sometida a temperaturas muy bajas. Funciona de la siguiente manera: un aparato se coloca sobre la región donde se desea eliminar la grasa localizada y congela las células de grasa.

Se cree que el resultado de eso es la rotura de los llamados adipocitos (células de grasa), que son reconocidos como cuerpos extraños y rechazados por el cuerpo, que los elimina.

– Lipocavitación

Hay también la lipocavitación, realizada a través de un aparato ultrasónico, que se coloca en la región de la piel donde se encuentra la grasa localizada. También se utiliza un gel lubricante para mejorar los resultados.

El resultado es la formación de burbujas de las células de grasa que se multiplican y causan una rotura de los adipocitos.

Antes de decidir seguir cualquier procedimiento como estos para combatir la grasa localizada, es de fundamental importancia consultar a tu médico de confianza y buscar una clínica de calidad y buena reputación que garantice tu seguridad, además de seguir todas las indicaciones médicas.

Además, es necesario que los procedimientos vengan acompañados de cambios en la dieta, teniendo una alimentación saludable, nutritiva, equilibrada y controlada, y de la práctica de ejercicios físicos para maximizar la quema de grasas y calorías.

Combatir el estrés

Por sí solo, el estrés ya es un mal estado, pero, ¿sabías que también estimula la acumulación de grasas? Cuando estamos estresados, hay la liberación del cortisol, una hormona que está relacionada al aumento del apetito, al almacenamiento de grasas en el cuerpo y la dificultad de quemar grasas.

Las actividades que calman y disminuyen la ansiedad pueden ayudar a aliviar el estrés. Algunas de ellas son: ejercicios de respiración, meditación, yoga y caminatas en la naturaleza, por ejemplo.

Vale la pena saber que la falta de sueño también puede estimular la liberación de cortisol en el organismo. Así, es importante asegurarte de dormir bien durante la noche para no favorecer la acumulación de grasas en el cuerpo.

Más vale prevenir que curar 

Antes de saber cómo eliminar la grasa de la espalda, es importante saber cómo evitar acumular esa grasa localizada. Hay algunas tácticas que pueden ayudar.

Una de ellas es alimentarte de manera lenta, llevando tiempo para masticar. Con eso, hay tiempo de la información de que la energía está siendo proporcionada al cuerpo llegar al cerebro y él consigue enviar el mensaje al organismo de que está satisfecho y se evita comer más de lo necesario.

Otro consejo es no estar mucho tiempo sin comer, alimentándote de tres en tres horas. El resultado de esto es que el cuerpo entiende que la comida llega varias veces al día y no entra en modo de ahorro de energía, en que el metabolismo disminuye y hay un gasto más bajo de energía.

Por el contrario, la tendencia es que el metabolismo quede más acelerado, quemando más energía y, por consiguiente, quede menos para convertir en depósito de grasa.

¿Ya imaginabas que no hay como eliminar la grasa de la espalda o de cualquier área específica naturalmente? ¿Qué región más te molesta y qué haces para perder esa grasa? Comenta a continuación.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario