Cómo Sacar el Agua del Oído Rápido

Las actividades y los deportes en el agua, tales como la natación y la hidrogimnasia, entre muchos otros, pueden ser bastante saludables y placenteros. Sin embargo, es común que los practicantes o cualquier otra persona pasen por la situación de quedarse con agua en el oído después de ir a la playa o a la piscina. Este problema puede causar mucha incomodidad, haciendo que las personas se vuelvan ansiosas y busquen como sacar el agua del oído rápido.

Es importante siempre utilizar los equipos adecuados para evitar cualquier problema durante los ejercicios, como sucede cuando hay entrada de agua en el oído. Sin embargo, esto puede provocar dolor y también generar problemas más graves como irritaciones, inflamaciones e incluso infecciones, si no se trata adecuadamente.

Vamos a ver ahora cómo sacar el agua del oído rápido y aprender algunos consejos para resolver este problema de forma efectiva.

¿Cómo ocurre el problema de agua en el oído?

La natación es normalmente una de las principales causas de la entrada de agua en el oído, pero este problema se puede generar por cualquier tipo de exposición al agua, incluso durante un simple baño. Con la entrada del líquido en el canal auditivo, pueden ocurrir síntomas como la sensación de cosquillas, ruidos en el oído, reducción de la capacidad auditiva, e incluso aumento de la sensación de dolor.

El oído se forma básicamente por el oído externo, el oído medio y el oído interno. El oído externo se forma por la región que está visible dentro del canal y donde están presentes las glándulas que producen la cera. Esta primera parte tiene 2,5 cm de longitud, llegando hasta el tímpano. El oído medio es una cavidad muy pequeña responsable de la transformación de las ondas sonoras en vibraciones y llevándolas hasta el oído interno.

La cera presente naturalmente en el canal auditivo sirve como protección para este tipo de situación, pero no siempre consigue proteger totalmente la región, ocurriendo la entrada de agua en algunos casos. El líquido puede salir del canal de forma natural, pero, a veces, es necesario saber cómo sacar el agua del oído rápido para evitar un posible empeoramiento del problema, llegando a ocurrir el desarrollo de infecciones en el canal, además de posible pérdida auditiva.

Consejos de cómo sacar el agua del oído rápido

En el momento en que ocurre la entrada de agua en el oído, es posible realizar algunas estrategias para sacar el líquido de manera rápida, evitando el empeoramiento del problema.

La primera preocupación es identificar si hubo entrada de agua en la parte más externa o más interna del oído. Estos consejos funcionarán para los casos en que haya entrada de líquido en la región más externa del canal.

Esos consejos que separamos a continuación sirven para intentar resolver el problema poco después de su ocurrencia. Vale recordar que si estos consejos no funcionan, es importante que se busque la ayuda y orientación de un médico para resolver el problema.

– Acostarte de lado

El primer intento de cómo sacar el agua del oído rápido es acostándote de lado, colocando el oído afectado hacia abajo. Permanece en esta posición durante unos minutos para ayudar al agua a escurrir y salir del canal auditivo. Si es necesario, mueve la cabeza de un lado a otro, así el movimiento va a ayudar en la salida del agua.

– Tirar el lóbulo de la oreja

Inclina la cabeza hacia el hombro y tira suavemente el lóbulo de la oreja, agitándolo. Este movimiento ayuda a liberar el agua que está en el canal auditivo. Si no sale nada, intenta mover la cabeza mientras está inclinada para aumentar la fuerza del movimiento y sacar el agua. Es posible también mover la cabeza de un lado a otro, ayudando a sacar el agua del oído.

– Crear un vacío en el canal

Otra forma de sacar el agua del oído es crear un vacío en el lugar. Con la cabeza inclinada hacia el hombro, presiona la palma de la mano en el oído afectado con movimientos para adelante y para atrás, creando una presión. Este movimiento creará un vacío en el canal y al retirar la mano, habrá una presión mayor en el oído que va a sacar el agua.

– Secar la región afectada

Para conseguir secar dentro del canal, se puede utilizar un secador, siempre usando la temperatura más baja posible para evitar quemaduras. Sostenlo cerca del oído lo máximo que puedas, sin tocar, haciendo movimientos para entrar y salir el aire caliente. De esta forma, el agua empezará a evaporar, secando el canal.

– Coloca una compresa caliente

Calienta el agua, dejándola en temperatura adecuada para tener contacto con la piel. Moja una toalla, pero sin que se quede escurriendo, y aplica en el canal con la cabeza inclinada hacia el hombro, dejando el oído afectado hacia abajo. Haz una compresa con la toalla y coloca en el exterior.

Deja por al menos 30 segundos, retira por 1 minuto y repite este procedimiento cuatro a cinco veces. Mantente acostado de lado, con el lado afectado hacia abajo, ayudando a drenar el agua del oído.

– Creando presión interna

Este procedimiento se conoce como Maniobra de Valsalva y es una excelente forma de cómo sacar el agua del oído. Respira profundamente, tapa la boca y la nariz. Empuja el aire a través de los oídos, creando un aumento de presión interna. De esta forma, el agua será suavemente empujado hacia fuera del canal auditivo, ayudando a drenar el líquido en el oído.

– Solución de alcohol y vinagre

Esta solución natural es otra forma muy conocida de cómo sacar el agua del oído rápido, siendo también una excelente manera de prevenir las infecciones, ya que muchas veces el agua que entra en el oído viene contaminada por microorganismos. El alcohol promueve una mayor evaporación del agua en el canal, mientras que el vinagre ayuda en la extracción de la cera del oído, además de prevenir el desarrollo de bacterias.

Mezcla una cucharadita de alcohol con una cucharadita de vinagre blanco. Utiliza un cuentagotas para gotear tres gotas en el canal auditivo. Permanece con la solución en el oído durante 30 segundos e inclina la cabeza para dejar el resto de la solución salir.

¿Cómo evitar la entrada de agua en el oído?

Los consejos de cómo sacar el agua del oído rápido son excelentes para que el problema sea fácilmente resuelto y que pueda acabar con la sensación de incomodidad. Sin embargo, la prevención es siempre la mejor solución. Para practicar deportes en el agua, utiliza siempre un gorro apropiado para natación y un protector auditivo para proteger los oídos.

Incluso en el baño, intenta utilizar un protector de oído en los niños, que son más vulnerables a este problema. Al salir del agua, utiliza una toalla suave para secar bien la región y ayudar en la extracción de todo el líquido en la parte externa del oído. Para sacar los residuos y líquidos que están dentro del canal auditivo, utiliza un hisopo de algodón, pero siempre ten cuidado de no dañar el oído.

Referencias adicionales:

¿Tienes algún otro consejo de cómo sacar el agua del oído rápido? ¿Qué haces cuando esto sucede contigo? ¡Comenta a continuación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Revisión General por Dra. Patricia Leite

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*