¿Demasiado Omega 3 Hace Daño? ¿Tiene Efectos Secundarios?

🕑 21/05/2020

Los ácidos grasos omega 3 se conocen como grasas saludables, que se encuentran en pescados como el salmón, por ejemplo. El organismo humano es capaz de producir muchas de las grasas necesarias para él, sin embargo, esto no sucede con el omega 3, que se necesita ingerir a través de la alimentación o suplementos.

El aumento del consumo de la sustancia en la dieta se puede indicar para ayudar a lidiar con una serie de condiciones como: colesterol alto, depresión, inflamación, ansiedad, trastorno por déficit de atención e hiperactividad, diabetes, artritis, infertilidad, enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad de Alzheimer, degeneración macular y problemas de piel como psoriasis y eczema.

La ayuda para la pérdida de peso, el embarazo saludable, la recuperación atlética y el engrosamiento de las uñas y el cabello también ya se asociaron con el omega 3.

Por otro lado, la deficiencia de omega 3, común en países industrializados y en personas que consumen muchos alimentos procesados y aceites hidrogenados o siguen una dieta vegetariana o vegana, causa problemas tales como mala memoria, piel seca, problemas cardíacos, cambios de humor, dolor articular y enfermedad autoinmune.

Sin mencionar que una investigación realizada en la Universidad de Harvard identificó la deficiencia de la sustancia oficialmente como una de las 10 principales causas de muerte en Estados Unidos.

Pero, ¿será que demasiado omega 3 hace daño? 

No hay una cantidad diaria recomendada para el consumo de omega 3, sin embargo, la tasa de ingesta adecuada de la sustancia para los hombres es de 1,6 g al día y para las mujeres es de 1,1 g al día. Estamos hablando de gramos de omega 3 de hecho, ingrediente activo, y no de los gramos de aceite que contiene omega 3.

Pero, ¿será que exceder este límite e ingerir, a través de la alimentación y/o suplementos, demasiado omega 3 hace daño?

El aceite de pescado es una forma concentrada de omega 3, que ya se asoció con el cáncer por una investigación realizada en 2013.

El estudio en cuestión se publicó en la revista Journal of the National Cancer Institute (Revista del Instituto Nacional del Cáncer), y mostró que los hombres que consumieron la mayor cantidad de aceite de pescado tenían 71% más de probabilidades de tener cáncer de próstata de alto grado y un aumento de 43% en las posibilidades de desarrollar todo tipo de cáncer de próstata, detalló la publicación.

Vale registrar también que, según la publicación, la investigación se realizó con 2.227 hombres, de los cuales 38% ya tenían cáncer de próstata.

El investigador del Centro Médico de la Universidad Estatal de Ohio en Estados Unidos, Theodore Brasky, considera un poco peligroso los casos de hombres que consumen mega dosis de suplementos de aceite de pescado, es decir, él cree que, en exceso, el omega 3 hace daño.

La mayoría de los médicos creen que más de 2 g diarios de omega 3 es una mega dosis, mientras que la Asociación Americana del Corazón cree que consumir hasta 3 g de aceite de pescado al día es seguro, pero recomienda que los pacientes sólo deben tomar más de 3 g de omega 3 a través de cápsulas si tienen la supervisión de un médico.

La cuestión del equilibrio entre omega 3 y omega 6

Para el Dr. Axe, no se debe dejar de tomar el aceite de pescado debido al estudio, sin embargo, es necesario tener cuidado con la dosis diaria del suplemento y la marca que lo produce.

La publicación también advirtió que la razón por la cual el aceite de pescado puede aumentar las posibilidades de un hombre de desarrollar cáncer de próstata es el desequilibrio – el sistema inmunológico no funciona muy bien cuando la dieta es excesiva en omega 3 porque el organismo necesita tanto de omega 3, como de omega 6.

Mientras que el omega 3 suprime la inflamación, el omega 6 promueve la inflamación, que, por extraño que parezca, ayuda el sistema de natural de defensa del cuerpo con respecto a la activación de los glóbulos blancos.

Los glóbulos blancos son importantes para nuestro organismo porque ayudan a combatir infecciones atacando bacterias, virus y gérmenes que invaden el organismo.

Por lo tanto, se entiende que el consumo de demasiado omega 3 puede debilitar el sistema inmunológico y favorecer la aparición del cáncer. Es aconsejable tener cuidado de no exagerar en el consumo de ningún tipo de suplemento, incluyendo el aceite de pescado.

Riesgo de sangrado

Otro caso en que el omega 3 en exceso hace daño es en relación con el sangrado, ya que las dosis altas de la sustancia pueden aumentar el riesgo de sangrado. Por lo tanto, las personas que sufren de trastornos hemorrágicos, tienen moretones con facilidad o toman medicamentos anticoagulantes deben tener cuidado al usar suplementos de omega 3.

Sin embargo, vale registrar que este riesgo también afecta a las personas que no tienen antecedentes de trastornos hemorrágicos o que no usan el medicamento mencionado anteriormente.

Diabetes

Las personas diagnosticadas con diabetes sólo deben usar suplementos de aceite de pescado teniendo la supervisión del médico, ya que pueden sufrir con la elevación de los niveles de azúcar en la sangre en ayuno cuando utilizan el producto.

¿El omega 3 hace daño al hígado?

Según la nutricionista holística y consultora en salud, Maura Shekner, cuando hablamos de la enfermedad del hígado graso, el omega 3 puede incluso ser útil para el tratamiento.

Según ella, un estudio de 2009 publicado en la revista Journal of the Federation of American Societies for Experimental Biology (Revista de la Federación de las Sociedades Americanas de Biología Experimental) identificó que el omega 3 tiene dos sustancias – llamadas resolvinas y protectinas – que pueden disminuir la inflamación en el hígado graso.

Obviamente, para los diagnosticados con la enfermedad, es esencial consultar al médico antes de consumir más omega 3 para ayudar a la condición y seguir todas las recomendaciones dadas por el profesional con respecto al tratamiento.

Lo mismo sirve para los que tienen cualquier problema en el hígado – consulta con el médico antes de tomar el suplemento de omega 3 o cualquier otro tipo de suplemento.

Efectos secundarios

El aceite de pescado puede causar efectos secundarios como eructos, mal aliento, ardor de estómago, náuseas, heces blandas, erupción cutánea y hemorragia nasal. Sin embargo, tomar un suplemento de aceite de pescado de buena calidad disminuye la probabilidad de que se experimenten estas reacciones.

Una dosis diaria de 4 g de aceite de pescado puede causar reacciones como palpitaciones, malestar o dolor de estómago, incomodidad en el pecho e hinchazón. Es esencial informar al médico si sufres los efectos secundarios del suplemento para conocer la forma más segura de proceder.

Eficiencia cuestionada

En un artículo publicado en el blog de salud del sitio web de la Universidad de Harvard, el médico Howard LeWine advirtió que en mayo de 2013 investigadores italianos reportaron en New England Journal of Medicine (Revista de Medicina de Nueva Inglaterra) que los suplementos de omega 3 no hicieron nada para reducir problemas como ataque cardíaco, accidente cerebrovascular (ACV) o enfermedad cardíaca en personas que tenían factores de riesgo para desarrollar esta enfermedad.

Con esto, es evidente la necesidad de consultar siempre al médico antes de decidir tomar el suplemento de omega 3 para asegurarte de que es realmente bueno para tu caso.

Además, el médico también explicó que el consumo de dosis más altas de omega 3 no significa que el organismo obtenga una mayor protección contra las enfermedades. Aún así, LeWine concluyó su artículo recomendando que los lectores consideren comer pescados y frutos do mar como parte de una alimentación saludable.

Argumentó que no necesitamos sólo del omega 3 presente en los pescados, pero también de otras grasas, vitaminas, minerales y moléculas que transportan, que no se pueden encontrar en los suplementos de omega 3, que proporcionan sólo la sustancia.

Precaución con los suplementos

Otro consejo es hablar con el médico antes de tomar el suplemento con omega 3, si la persona tiene algún tipo de problema o preocupación con la salud o si está tomando algún medicamento u otro suplemento.

Lo mismo se puede considerar para las mujeres embarazadas o en período de lactancia, personas mayores, niños, adolescentes y los que tienen algún tipo de enfermedad diagnosticada. Sin embargo, cualquier persona, incluso los adultos en perfecto estado de salud, deben consultar a un médico antes de tomar suplementos para conocer la forma más segura de usar el producto.

Así, el médico puede determinar, por ejemplo, si el suplemento con omega 3 hace daño al interactuar con otro medicamento o suplemento que se está tomando y si su uso no es contraindicado y no causará problemas de salud.

Es especialmente importante para cualquiera que sepa que es alérgico a pescados o frutos do mar hablar con el médico antes de utilizar el suplemento de aceite de pescado.

No compres aceites de pescado que contengan antioxidantes como la astaxantina en su composición, que ayuda a evitar que se vuelva rancio (en mal estado).

También es importante evitar los productos que tengan mercurio u otros contaminantes, prefiriendo marcas que claramente hacen pruebas para saber si sus suplementos no están infectados con estas sustancias.

Consideraciones finales  

Primero, elige una buena fuente de omega 3 si vas a usarlo en forma de suplementos. Elegir productos baratos sin procedencia puede ser arriesgado, ya que puede no tener la cantidad deseada de omega 3, puede contener mucho mercurio y otros contaminantes, y el omega 3 en sí puede ser de mala calidad.

Con respecto a la cantidad, ve en la etiqueta del suplemento lo que es equivalente a la porción de cápsulas en términos de omega 3. Para esto, es posible que tengas que sumar las cantidades de AEP y ADH enumeradas. En general, en una porción de 2 cápsulas (de 1g de aceite de pescado cada una) hay 600 mg de omega 3.

Muchos profesionales que son muy a favor del omega 3 recomiendan de 3 a 6 cápsulas al día. Esto es menos de 2 gramos al día, y dentro de los límites que se muestran anteriormente.

¿Ya habías oído hablar que, en ciertas situaciones, el exceso de omega 3 hace daño? ¿Ya tuviste alguno de los efectos secundarios mencionados anteriormente? ¡Comenta a continuación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario