DHEA: Qué es, Beneficios, Efectos Secundarios y Cómo Tomar

Los suplementos de DHEA son usados por personas que quieren aumentar el deseo sexual, crear músculos, combatir los efectos del envejecimiento y mejorar algunas condiciones de salud, pero no hay evidencia suficiente de que estos beneficios sean verdaderos. A continuación, vas a descubrir lo que la ciencia sabe acerca de ese suplemento, para qué sirve, cuáles son sus beneficios y efectos secundarios, y lo que más necesites saber.

¿Qué es la DHEA?

DHEA (dehidroepiandrosterona) es una hormona producida por las glándulas adrenales del cuerpo. Los suplementos de DHEA se producen a partir de la soya o el ñame salvaje.

No se sabe todavía todo lo que la DHEA puede hacer, pero se sabe que es un recurso de las hormonas sexuales masculinas y femeninas, incluyendo la testosterona y el estrógeno.

La producción de DHEA en el cuerpo alcanza su pico después de los veinte años y empieza a disminuir después de los treinta. La disminución es más rápida en las mujeres que en los hombres. Los niveles más bajos de DHEA también se pueden encontrar en personas con trastornos hormonales, VIH/SIDA, enfermedad de Alzheimer, enfermedades del corazón, depresión, diabetes, inflamación, trastornos del sistema inmunológico y osteoporosis. Los corticosteroides, los anticonceptivos orales y los agentes de tratamiento de trastornos psiquiátricos también pueden disminuir los niveles de DHEA.

El suplemento se utiliza generalmente para tratar los desequilibrios hormonales, pero los fabricantes empezaron a anunciar el producto como una cura mágica para muchas cosas, como la pérdida muscular, pérdida de peso, osteoporosis y depresión. La DHEA también fue vinculada al uso por atletas como dopaje. Actualmente, se considera desde “fuente de la juventud” hasta fraude.

¿Cuál es la verdad? ¿Para qué sirve la DHEA? Continúa leyendo y descubre.

Beneficios de la DHEA

Hay pocos estudios bien formulados que prueban los efectos de los suplementos de DHEA. No hay evidencia suficiente de la eficacia de DHEA en el tratamiento de la insuficiencia suprarrenal, síndrome metabólico, depresión, VIH/SIDA, síndrome de fatiga crónica, síntomas de la menopausia, enfermedad cardíaca, cáncer de mama, infertilidad, diabetes o enfermedad de Parkinson.

Además, también no hay evidencias que apoyan el uso de suplemento de DHEA como medicamento antiedad o para ayudar en la pérdida de peso. El suplemento también parece no tener efecto para aumentar la libido, aumentar la fuerza muscular o proteger contra la enfermedad de Alzheimer.

Sin embargo, hay investigaciones que apoyan la utilidad de los suplementos de DHEA en ciertas condiciones. Aquí hay algunas de ellas.

Osteoporosis

Tomar DHEA en forma oral parece aumentar la densidad ósea en mujeres y hombres mayores con osteoporosis. Un estudio de 2002 publicado en el Chinese Medical Journal reportó que después de seis meses de tratamiento, 44 hombres con osteoporosis experimentaron un aumento significativo en la densidad ósea en comparación con el grupo de control.

Esquizofrenia

De acuerdo con un estudio de 2003 del Archives of General Psychiatry, aumentar los niveles de DHEA puede ayudar a disminuir los síntomas de ansiedad y depresión en las personas con esquizofrenia. De acuerdo con los autores del estudio, la DHEA también puede ayudar a mejorar el humor, aumentar el bienestar y la energía en las personas con esquizofrenia.

Disfunción Eréctil

La suplementación puede ayudar con la disfunción eréctil, pero no si es causada por la diabetes o problemas en los nervios.

Aunque son pocos los estudios que probaron la DHEA en pacientes con disfunción eréctil, uno de ellos muestra que hombres que recibieron una dosis diaria del suplemento por seis meses tuvieron una mejora significativa en la habilidad de alcanzar y mantener una erección. Los pacientes del grupo de control no tuvieron ningún tipo de mejora.

Efectos Secundarios

La DHEA es una hormona, por eso que debe tomarse bajo la supervisión y la recomendación de un médico. Niños y mujeres embarazadas o en período de lactancia no deben usarla.

Los efectos secundarios incluyen el acné, insomnio, fatiga, piel grasa, dolor abdominal, pérdida de cabello, congestión nasal, aumento de los niveles de colesterol, ritmo cardiaco rápido o irregular y palpitaciones.

En mujeres, la DHEA también puede causar cambios en el ciclo menstrual, el crecimiento de pelos faciales y el engrosamiento de la voz. En hombres, puede ocurrir aumento de los senos, así como sensibilidad en la región y agresividad.

Interacciones Medicamentosas

Los suplementos de DHEA pueden aumentar los efectos de medicamentos como AZT (para el tratamiento del VIH), barbitúricos, medicamentos de cáncer, estrógenos, anticonceptivos orales, testosterona y benzodiazepinas. Los suplementos también pueden tener efectos imprevisibles con medicamentos como corticosteroides, insulina, litio, medicamentos para la alergia, medicamentos antifúngicos, medicamentos para el cáncer y el colesterol.

Cómo Tomar

La necesidad y dosificación del suplemento debe ser determinada por un médico, de acuerdo con la condición a ser tratada y las necesidades del paciente. El uso de suplementos de DHEA cuando no hay necesidad o en dosis indiscriminadas puede ser perjudicial, pudiendo causar los efectos secundarios mencionados anteriormente.

Aunque hay algunas evidencias de que el suplemento de DHEA puede ayudar con ciertas condiciones de salud, no debe usarse de forma indiscriminada, sustituyendo el tratamiento indicado por el médico, ya que esto puede traer serias consecuencias a tu salud, no solo con los efectos secundarios, pero también con un posible empeoramiento de la condición, si no recibe tratamiento.

¿Ya experimentaste por algún motivo la suplementación de DHEA, o conoces a alguien que la haya utilizado? ¿Cómo fueron los resultados? ¡Comenta a continuación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Contenido Relacionado

Deja un comentario