Dieta para Quien Extrajo la Vesícula – Alimentos y Consejos

La vesícula es un órgano que tiene un formato similar a una pera y es localizada por debajo del hígado y en el lado derecho del abdomen. Considerada parte del tracto biliar, su función principal es almacenar y concentrar la bilis, una enzima digestiva de color marrón-amarillenta producida por el hígado.

El órgano funciona como un depósito biliar, cuando la sustancia no se está utilizando para la digestión. Cuando los alimentos entran en el intestino delgado, se libera una hormona, conocida como colecistoquinina, que indica y señala a la vesícula que debe contraerse y excretar la bilis en el intestino delgado.

La bilis es una enzima que ayuda el proceso de digestión porque actúa en la rotura de las grasas. Además, drena los productos residuales del hígado al duodeno, que es una parte del intestino delgado.

El exceso de sales biliares, bilirrubina (una sustancia naranja que se produce cuando el hígado descompone los glóbulos rojos viejos) o el colesterol pueden provocar el desarrollo de cálculos biliares, que son depósitos pequeños y duros que se forman cuando la bilis almacenada se cristaliza.

La extracción quirúrgica de la vesícula biliar – también llamada colecistectomía – es precisamente la forma más común de tratamiento para los cálculos biliares.

Mayo Clinic, organización del área de servicios médicos y de investigaciones médico hospitalarias, especificó que la colecistectomía se considera una cirugía común que puede ser necesaria cuando una persona siente dolor debido a los cálculos biliares que bloquean el flujo de la bilis.

El procedimiento se puede recomendar por el médico en casos de colelitiasis (cálculos biliares en la vesícula), coledocolitiasis (cálculos biliares en el ducto biliar), colecistitis (inflamación en la vesícula biliar) y pancreatitis (inflamación en el páncreas) debido a cálculos biliares.

La dieta para quien extrajo la vesícula 

Toda cirugía requiere sus cuidados específicos, que pueden incluir precauciones que se deben tomar con respecto a la alimentación. Y esto no es diferente cuando hablamos de la colecistectomía.

Según Mayo Clinic, el cirujano puede recomendar a su paciente que no coma nada la noche anterior a la realización del procedimiento. La persona puede beber un poco de agua junto con sus medicamentos, pero debe evitar comer y beber al menos cuatro horas antes de la cirugía, detalló la organización.

El médico también puede pedir al paciente que deje de tomar algunos medicamentos y suplementos que utiliza si pueden aumentar el riesgo de sangrado, indicó Mayo Clinic. De ahí la importancia de informar al profesional acerca de todos los medicamentos y suplementos que usas.

Pero, ¿qué comer después de extraer la vesícula? Según la nutricionista Laura Jeffers de la Cleveland Clinic, para los primeros días después de la cirugía, la recomendación es empezar con líquidos, caldos y gelatinas y después, gradualmente, agregar más alimentos sólidos a la dieta.

Según Jeffers, es importante que el paciente agregue lentamente pequeñas cantidades de alimentos a la dieta, ya que hacer ese retorno demasiado rápido puede causar diarrea, cólico e hinchazón.

A su vez, no existe una dieta específica para los que extrajeron la vesícula biliar. Esto ocurre porque las orientaciones de la dieta después de la cirugía varían de un paciente a otro.

Sin embargo, algunos puntos se deben considerar. Por ejemplo, después de la colecistectomía, el paciente puede sufrir diarrea. Esto ocurre porque cuando se extrae la vesícula, la bilis se vuelve menos concentrada y drena más continuamente los intestinos, lo que puede tener un efecto laxante.

Las grasas

La cantidad de grasas que una persona consume también puede influir en el problema de la diarrea. Esto porque, aunque las cantidades menores de grasa sean más fáciles de digerir, cantidades mayores que permanecen sin digerir pueden causar gases, hinchazón y diarrea.

Para minimizar los problemas de diarrea después de la realización de la colecistectomía, una de las recomendaciones es controlar el contenido de grasa en las comidas. Se recomienda evitar en la dieta para quien extrajo la vesícula, alimentos ricos en grasas y alimentos fritos durante al menos una semana después del procedimiento.

La orientación es elegir alimentos libres de grasas o con bajo contenido de grasas, que son los que tienen menos de 3 g de grasa por porción.

Consumir más fibras 

Otro consejo para combatir la diarrea después de la cirugía de extracción de la vesícula es aumentar el contenido de fibras en la dieta, lo que puede ayudar a normalizar los movimientos intestinales.

Se deben agregar alimentos fuentes de fibras solubles como avena y cebada. Otros ejemplos de alimentos con fibras solubles son centeno, frutas, legumbres, verduras y frijoles.

Sin embargo, el aumento de la ingesta de fibras en la dieta debe suceder de manera lenta, y aumentar a lo largo de las semanas, ya que una gran cantidad del nutriente justo al principio puede agravar problemas como gases y cólicos.

La nutricionista Laura Jeffers, de la Cleveland Clinic, también recomendó que el proceso de reintroducir alimentos ricos en fibras y que provocan gases, como pan integral, nueces, legumbres, semillas, brócoli, coliflor, col de Bruselas, repollo y cereales, sea lento.

Además, es importante consumir una buena cantidad de agua durante todo el día para acompañar la ingesta de alimentos que sirven como fuente de fibras.

La fibra necesita agua para pasar a través del sistema digestivo y formar las heces, y cuando una persona consume más fibra, pero no ingiere una cantidad suficiente de agua, puede ocurrir el empeoramiento de problemas como estreñimiento y también puede causar dolor abdominal.

La ingesta de fibras sin la presencia del agua puede provocar sequedad intestinal.

Alimentos a evitar

Otra recomendación de dieta para quien extrajo la vesícula es evitar el consumo de productos con cafeína, alimentos muy dulces y productos lácteos, porque tienden a empeorar la diarrea que se puede observar después de la extracción de la vesícula.

La nutricionista Laura Jeffers dijo que aconseja a sus pacientes que hicieron colecistectomía que eviten los alimentos con olor fuerte y los alimentos que causan gases.

Una orientación de Jeffers es que hagan comidas más frecuentes, pero con porciones menores. También advirtió que la elección incorrecta de alimentos después de la cirugía de extracción de la vesícula puede provocar dolor, hinchazón y diarrea.

Para combatir la incomodidad gastrointestinal, su indicación es que se eviten las papas fritas, carnes grasas como chorizo, productos lácteos con alto contenido de grasa como helados, queso y leche entera, pizza, manteca de cerdo, mantequilla, salsas y sopas cremosas, caldos de carne, aceites como el aceite de coco y de palma, piel de la carne de pollo o de pavo y alimentos picantes.

Precauciones

Si la diarrea no disminuye o se vuelve más severa o el paciente pierde peso y empieza a debilitarse, se debe buscar orientación del médico, que podrá prescribir algún medicamento y/o multivitamínico para el paciente.

En un mes, la mayoría de los pacientes que extrajeron la vesícula biliar pueden volver a una dieta regular (teniendo en cuenta las recomendaciones específicas de cada caso).

Sin embargo, es necesario estar atento y hablar con el médico si experimentas síntomas como dolor abdominal persistente, intenso o que empeora, náuseas o vómitos intensos, ictericia (coloración amarillenta de los ojos, la mucosa y la piel), ausencia de movimientos intestinales por más de tres días después de la cirugía, incapacidad para liberar gases durante más de tres días después de la cirugía y diarrea que dura más de tres días después de la cirugía.

Consideraciones importantes 

Lo que tenemos aquí son informaciones generales acerca de cómo puede funcionar la dieta para quien extrajo la vesícula.

Recuérdate que cualquier duda que tengas acerca de qué comer después de extraer la vesícula se debe aclarar con tu médico y que debes seguir todas las instrucciones dadas a ti, en relación con todo el período anterior y posterior a la cirugía, que incluye cómo la dieta debe funcionar para que todo salga de manera segura.

Referencias adicionales:

¿Qué piensas de estos consejos de dieta para quien extrajo la vesícula? ¿Conoces a alguien o incluso ya hiciste esta cirugía? ¡Comenta a continuación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Contenido Relacionado

Deja un comentario