Dolores Musculares en la Espalda – Causas y Tratamiento

🕑 21/05/2020

Ya debe haber sucedido contigo o a alguien que conoces: después de un día de estudio, trabajo o cuidado con los hijos y la casa, la aparición de dolores musculares en la espalda que molestan mucho, y todo lo que quieres es un baño caliente y recostarte para relajar.

Mientras esto puede parecer normal y que algunas personas no lo tomen en serio, es importante saber que existen causas para los dolores musculares en la espalda. Y lo más seguro, especialmente si son persistentes, es conocer el origen del problema para saber si no se trata de algo más grave y seguir un buen tratamiento para lidiar con esto.

Las causas de los dolores musculares en la espalda

Según un artículo del cirujano ortopédico Peter Ullrich Junior publicado en la revista Spine Health, la mayoría de los casos de dolor agudo en la región inferior de la espalda ocurren debido a daños en los músculos y ligamentos de la región de la espalda.

Puede ser que haya un estiramiento muscular que ocurre cuando el músculo se estira demasiado o se rompe, lo que resulta en daños a las fibras musculares, algo que también se llama distensión muscular.

Otra posibilidad es el esguince lumbar, que ocurre cuando los ligamentos están demasiado estirados o rotos. En ambos casos, hay una inflamación que causa espasmos en la espalda. A su vez, estos espasmos provocan dolor agudo en la región e incluso dificultad para moverte.

El dolor en la región inferior de la espalda debido a una distensión muscular generalmente se origina en algún movimiento que ejerció un estrés innecesario en el área. Estos movimientos pueden ser levantar algún objeto pesado, una caída o un movimiento repentino, por ejemplo.

La práctica de deportes que involucran actividades como giros e impactos repentinos también puede originar este tipo de lesión.

Cuando se trata de distensión muscular, los dolores musculares en la espalda tienen otras características, como: se encuentran en la parte inferior de la espalda sin irradiar a las piernas, la región es dolorida al tocarla, el dolor aparece repentinamente, viene acompañado de espasmos musculares y la persona se siente bien al descansar, pero presenta dificultades para permanecer de pie o caminar.

Irritación muscular

Sin embargo, no son todos los casos de dolores musculares que se refieren al estiramiento muscular. Otra causa de dolor muscular, esta vez en la parte superior de la espalda, se llama irritación muscular.

Según el médico Talbot Sellers, la irritación muscular puede aparecer debido a falta de fuerza, lesiones por uso excesivo, como movimientos repetitivos, lesiones deportivas, accidentes automovilísticos e incluso la propia distensión muscular.

Otros factores

Según Panadol Portugal, la mala postura, la obesidad y la debilidad de los músculos abdominales pueden perjudicar la columna al forzar el cuello a inclinarse hacia adelante en un intento de compensación.

El estrés y la tensión emocional también pueden provocar una contracción de los músculos de la espalda, siendo que el estrés postural causa dolores crónicos en la parte superior de la espalda, además de dolor en el cuello y los brazos.

Tener sobrepeso, fumar y el estrés también pueden provocar dolores en la parte inferior de la espalda.

El tratamiento para los dolores musculares en la espalda 

En casos de distensión muscular en la región inferior de la espalda, la expectativa es que el problema se resuelva en tres o cuatro semanas. Según el médico Peter Ullrich Junior, los músculos mayores del área proporcionan los nutrientes necesarios para ayudar el proceso de cura.

También según el médico, el tratamiento para este tipo de dolor muscular también puede incluir medicamentos para el dolor, antiinflamatorios y relajantes musculares usados a corto plazo para aliviar el dolor intenso en la parte inferior de la espalda asociado con espasmos musculares.

Además, el masaje también puede ayudar al promover el flujo sanguíneo en la región, relajar los músculos rígidos y liberar la endorfina, que se describe como un analgésico natural del organismo. Otra técnica que puede ayudar es la quiropráctica, que también es útil para relajar los músculos rígidos.

Aplicar hielo justo después de la lesión muscular en la espalda también ayuda a disminuir la inflamación. Al mismo tiempo, aplicar calor en el área afectada es útil a largo plazo para estimular el flujo sanguíneo y contribuir con el proceso de cura.

El Dr. Ullrich también advirtió que cuando el dolor muscular en la parte inferior de la espalda dura más de dos semanas, los músculos se debilitan y, debido al hecho que es dolorido usar estos músculos, la tendencia es que los pacientes eviten usarlos.

Sin embargo, la inactividad puede ser peor, ya que causa atrofia por desuso y más debilitamiento, lo que causa más dolores musculares, ya que los músculos pierden parte de su capacidad de sostener la columna.

Es por eso que es tan importante consultar a tu médico al sufrir una lesión en la espalda o al percibir los síntomas, empezando el tratamiento y evitando prolongar el desuso de los músculos de la región.

En caso de irritación muscular 

Cuando la causa del dolor es la irritación muscular en la parte superior de la espalda, el tratamiento prescrito por el médico puede incluir fisioterapia, quiropráctica, osteopatía, acupuntura e inyecciones anestésicas locales. Además, medicamentos antiinflamatorios también se pueden utilizar para curar el problema.

El médico Sellers indica profesionales como médico osteópata, fisiatra o quiropráctico para orientar el tratamiento. Si no tienes acceso a ninguno de ellos, busca tu médico habitual y solicita un encaminamiento.

¿Y los otros factores? 

Para tratar los dolores musculares en la espalda causados por los otros factores mencionados anteriormente, también se recomienda el uso de medicamentos. Lo ideal es consultar con el médico cuál es el más apropiado para el caso de cada paciente.

Otra técnica que puede ayudar a aliviar la tensión muscular en la parte superior de la espalda son ejercicios y técnicas de relajación.

Sin embargo, además de combatir el dolor, es importante combatir los factores que lo causan. Por ejemplo, consultar a un quiropráctico puede ayudar a mejorar la postura en el día a día. Alimentarte bien, de manera saludable, equilibrada, controlada y nutritiva, y practicar actividad física con frecuencia es una forma de combatir el aumento de peso y la obesidad.

Del mismo modo, también vale la pena eliminar el estrés o al menos disminuirlo en el día a día y dejar de fumar, ya que como vimos, también forman parte de la lista de causas para los dolores de espalda.

El fortalecimiento de la espalda a través de ejercicios seguros y de bajo impacto como caminata y natación también pueden ayudar que te recuperes de los dolores en la parte inferior de la espalda. 

Precauciones

Para los que sufren con dolores musculares en la espalda, lo ideal y más seguro es consultar con el médico de confianza para verificar, a través de exámenes, cuál es el verdadero problema y saber el tratamiento indicado para eliminar los dolores.

Esto es especialmente importante en casos en que el dolor persiste y no mejora durante semanas, es intenso, empeora con el tiempo, se vuelve un obstáculo para realizar las actividades del día a día y se vuelve difícil de soportar, advirtió el National Health Service – NHS (Servicio Nacional de Salud) de Reino Unido.

Las informaciones que traemos aquí sirven para darte una idea con relación a lo que puede haber originado la condición y para presentar las posibilidades de tratamiento que el médico puede prescribir.

Sin embargo, no pueden ni deben sustituir un diagnóstico médico, porque para estar seguros de qué se trata, sólo hablando con el profesional responsable. Incluso porque, además de las causas mencionadas aquí, los dolores en la espalda se pueden asociar con una variedad de condiciones de salud, como enfermedades óseas, artritis, infecciones virales, problemas de espalda, hernia de disco y dolor en el nervio ciático.

¿Sueles sentir muchos dolores musculares en la espalda? ¿Sabes por cuál razón aparecieron? ¿Qué haces para aliviar o tratar estos dolores? ¡Comenta a continuación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario