El Agua de Chía para Adelgazar – Beneficios, Cómo Hacer y Consejos

🕑 25/05/2020

Vamos a conocer los beneficios del agua de chía para adelgazar. Originaria de México, la chía se consumía por pueblos de civilizaciones antiguas, especialmente por personas que necesitaban fuerza y resistencia física. La semilla es una fuente de fibras, potasio, proteínas, vitamina A, vitamina B1, vitamina B2, vitamina B3, vitamina C, calcio, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, zinc y omega 3.

El agua de chía

La chía se puede consumir de diversas maneras: en jugos, ensaladas, sopas, como acompañamiento de yogures y en forma de agua de chía. Es precisamente acerca del último que hablaremos a continuación, donde conoceremos los beneficios del agua de chía para adelgazar.

El agua de chía para adelgazar 

Es posible usar el agua de chía para adelgazar debido al hecho de que durante su preparación, cuando las semillas están en remojo en el agua, se forma un gel. Se cree que este gel formado en la bebida traiga una sensación de saciedad al organismo.

Al estar saciado, es más fácil controlar el apetito y no ingerir más calorías de las necesarias. Por lo tanto, se favorece la pérdida de peso, ya que para adelgazar es necesario consumir una cantidad menor de calorías que el contenido calórico que se gasta.

Este gel formado por las semillas de chía cuando están en remojo en el agua es una reacción característica de las fibras solubles, que forman parte de la composición del alimento – son aproximadamente 11g del nutriente en una porción de 30g de chía.

Una vez en el organismo, el gel es responsable de causar un vaciado gástrico, que es exactamente lo que genera el aumento de la sensación de saciedad.

Se recomienda consumir el gel justo después que se forme y no es aconsejable reservar para consumir más tarde.

Las semillas de chía también son fuentes de proteínas; 14% de su composición corresponde al nutriente. Una dieta con ingesta elevada de proteínas reduce los pensamientos obsesivos por la comida en  60% y el deseo de comer por la noche en 50%.

Un estudio de 2014 descubrió que las personas que consumieron chía todos los días durante un período de 12 semanas experimentaron una pérdida de peso ligeramente mayor que las que no ingirieron el alimento y tuvieron una ligera reducción en el tamaño de sus cinturas. Sin embargo, el experimento no se realizó con el agua de chía, sólo con la harina de chía.

Por otro lado… 

También hay una investigación que cuestiona la eficiencia de las semillas de chía en relación con la ayuda a la pérdida de peso. El estudio se realizó por investigadores de la Universidad Estatal Appalachian, en Estados Unidos y evaluó los efectos del alimento en 90 hombres y mujeres obesos o con sobrepeso que no tenían ningún tipo de enfermedad.

El resultado fue que, después de consumir las semillas de chía durante 12 semanas, se observó que el alimento no trajo diferencias con respecto a la masa o composición corporal y a la medición de diversos factores de riesgo de desarrollo de enfermedades.

Teniendo en cuenta las controversias acerca de la eficacia o no de la chía con respecto a la pérdida de peso, podemos concluir que aunque el alimento contenga nutrientes que ayudan a perder peso, su consumo no es garantía de éxito. Por lo tanto, si deseas adelgazar, lo ideal es que toda tu dieta sea saludable, equilibrada y controlada y que hagas ejercicios físicos regularmente. Todo esto con la supervisión de un médico, nutricionista y entrenador personal.

Otros beneficios del agua de chía

El gel formado en el agua de chía también aumenta el volumen de las heces, lo que mejora el funcionamiento intestinal y previene el estreñimiento. Las semillas de chía utilizadas en la preparación del agua de chía también se asocian con los siguientes beneficios:

  • Fuente de antioxidantes que protegen contra la acción de los radicales libres que causan enfermedades como cáncer y son promotores del envejecimiento;
  • Fuente de calcio, magnesio, fósforo y proteínas – nutrientes importantes para la salud de los huesos;
  • Sirve como una buena fuente de calcio para las personas que no pueden u optaron por no consumir productos lácteos en su dieta;
  • Una investigación hecha con 20 pacientes diagnosticados con diabetes mostró que el consumo de chía trajo una pequeña disminución en los niveles de azúcar en la sangre, reducción de la presión arterial y disminución de 40% de un marcador inflamatorio asociado con enfermedades cardiovasculares.

Cómo hacer el agua de chía 

Ahora que ya entendemos cómo el agua de chía adelgaza, vamos a aprender cómo hacer tu agua de chía en casa.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de semillas de chía;
  • 1 taza de agua.

Método de preparación:

Agrega las semillas de chía en la taza de agua y deja en remojo durante 30 minutos a una hora. Después de este tiempo, será posible observar que se formó un gel, que es responsable de traer un efecto de saciedad al organismo.

Cómo hacer el agua de chía con limón

Ingredientes:

  • 1 cucharada o 5g de semillas de chía;
  • 1 ½ vaso o 300 ml de agua;
  • ½ vaso o 100 ml de agua;
  • 1 limón;
  • 1 cucharada o 25g de miel.

Método de preparación:

  1. Coloca las semillas de chía en remojo en un vaso de 100 ml de agua durante una hora;
  2. Exprime el jugo de un limón y mezcla con los 300 ml de agua;
  3. Agrega el agua mezclada con el jugo de limón con el agua de chía, que deberá haber formado un gel en el líquido. Para facilitar, utiliza la licuadora o el mixer. Endulza con miel

Es interesante utilizar el limón en la receta de agua de chía porque también tiene propiedades que pueden favorecer el adelgazamiento. La fruta es una fuente de vitamina C, que se transforma en un antioxidante dentro del organismo, cuya acción provoca la eliminación de residuos innecesarios al cuerpo, la reducción de la hinchazón abdominal, además de combatir la retención de líquidos. Es importante recordar que estos factores generalmente están relacionados con el aumento de peso.

El limón también es una fuente de fibras, que ayudan a promover la saciedad en el cuerpo, a controlar el apetito y, en consecuencia, ayudando a la pérdida de peso. Para no perder el contenido de fibras presentes en el limón al preparar el jugo, nuestra recomendación es hacerlo con la cáscara. Para hacer esto, simplemente corta la fruta en rodajas y bate con edulcorante en la licuadora.

Sin embargo, las personas que sufren de la enfermedad del reflujo gastroesofágico no deben consumir limón porque puede agravar la inflamación o la irritación del esófago y causar ardor de estómago.

Precauciones con las semillas de chía

Las semillas de chía pueden aumentar los efectos de los medicamentos que actúan para reducir la presión arterial. Por lo tanto, los que toman este tipo de medicamento o sufren de enfermedades cardíacas deben consultar a su médico antes de ingerir la chía.

El alimento también puede influir en la acción de los medicamentos utilizados para controlar los niveles de glucosa en la sangre. Por lo tanto, los que sufren de diabetes también deben consultar a su médico antes de consumir semillas de chía.

La porción diaria recomendada de semillas de chía es de dos cucharadas.

¿Conoces a alguien que tenga la costumbre de consumir el agua de chía para adelgazar? ¿Quieres probarlo? ¡Comenta a continuación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario