Glucosamina y Condroitina: Para qué Sirve, Efectos Secundarios y Consejos

Durante mucho tiempo, hubo discusiones acerca del tratamiento de la osteoartritis con suplementos compuestos por glucosamina y condroitina. La osteoartritis es una complicación que causa problemas inusuales en las superficies lisas del cartílago de las articulaciones. Esta complicación causa mucho dolor, hinchazón y deformaciones.

¿Qué son la glucosamina y la condroitina?

La glucosamina es la parte de las moléculas llamadas glicosaminoglicanos, que se utilizan para la formación y reconstrucción del cartílago. La condroitina es el glicosaminoglicano más abundante en el cartílago y es responsable de su resistencia.

También hay otro compuesto llamado MSM, o metilsulfonilmetano, un suplemento que se usa para intentar ayudar diversas condiciones, como artritis, alergias e incluso ronquidos. El MSM es un azufre inodoro, insípido y natural que se encuentra en todas las cosas vivas. El azufre es necesario para la salud de las articulaciones y se asocia comúnmente con propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

El MSM se encuentra en diversos alimentos como carne, pescado, algunas frutas, verduras y granos, pero se destruye cuando estos son procesados. Muchos suplementos de glucosamina contienen MSM.

Para qué sirve

La glucosamina y la condroitina son dos moléculas que forman parte del tipo de cartílago que se encuentra en las articulaciones. Dentro de estos, el cartílago entra en un proceso constante de ruptura y reparación. Sin embargo, para reconstituirse verdaderamente, los elementos responsables de eso deben estar presentes y disponibles para el uso. Las personas que tienen problemas con esta disponibilidad de elementos que ayudan en la reconstrucción del cartílago encuentran en la suplementación con glucosamina y condroitina una opción.

El tratamiento con la combinación de estos dos compuestos se basa en la teoría de que el consumo oral de glucosamina y condroitina podrá aumentar el índice de formación de nuevos cartílagos, promoviendo más de los compuestos responsables de esta función. Sin embargo, existe controversia acerca de los efectos de este suplemento; algunos estudios muestran que los cambios en el cartílago son mínimos, pero estos compuestos ayudan a reducir el dolor de la osteoartritis.

¿Vale la pena tomar este suplemento?

Los resultados de las investigaciones llevaron este suplemento a ser mal evaluado y aceptado para el tratamiento de la osteoartritis. Sin embargo, no se debe ignorar que muchos pacientes sintieron que el dolor y la incomodidad de la enfermedad disminuyeron. Por lo tanto, es importante que se realicen más estudios, porque si la glucosamina y la condroitina realmente alivian el dolor, es importante que el suplemento sea regulado y vendido a la población.

Existen tratamientos efectivos para la osteoartritis y los pacientes deben reconocerlos antes de utilizar cualquier suplemento. Específicamente, los que incluyen el control de peso, práctica de ejercicios, uso adecuado de medicamentos y protección de las articulaciones son algunos de estos tratamientos conocidos por minimizar la progresión y los síntomas de la osteoartritis. 

Efectos secundarios

Las personas con diabetes deben consumir con cautela suplementos de glucosamina y condroitina, ya que estos pueden aumentar la cantidad de azúcar en la sangre. Personas que toman anticoagulantes deben consultar a su médico antes de empezar a tomar este suplemento.

Las personas que son alérgicas a mariscos también deben consultar a sus médicos, ya que la glucosamina se extrae de ese fruto del mar.

La glucosamina y la condroitina no se recomiendan para niños y mujeres embarazadas. Los principales efectos secundarios que pueden aparecer a lo largo de la suplementación son: náuseas, diarrea o estreñimiento, ardor de estómago y aumento de los gases intestinales.

Consejos

No existe una cura para la osteoartritis, sólo medicamentos que van a retrasar los efectos de esa enfermedad y algunas cirugías para sus etapas más avanzadas. Sin embargo, algunos medicamentos pueden causar efectos secundarios, como es el caso de la glucosamina y la condroitina.

Por lo tanto, hay algunos consejos para aliviar el dolor de una manera más saludable y natural. El primero es la pérdida de peso, principalmente  si la persona tiene algunos kilos extras; esto ayudará en la eliminación sutil de la presión de las rodillas. El segundo consejo es practicar actividades físicas, que ayudarán a construir músculos que funcionen para apoyar las articulaciones. Ejercicios aeróbicos pueden mantener las articulaciones flexibles y lubricadas.

Otro consejo es buscar apoyo en otros aparatos, como un bastón, muleta o andador. Las almohadillas de calor también sirven para aliviar el dolor en las articulaciones, además de disminuir la hinchazón. Acupuntura y masaje son otras técnicas que llevarán mayor comodidad a las áreas afectadas por la osteoartritis.

Dónde comprar y precios

Varias tiendas de suplementos online venden este medicamento, dando a los consumidores la libertad de elegir la marca de su preferencia. Los precios variarán según la cantidad de cápsulas. En promedio, 120 cápsulas cuestan US$ 13,78. En Brasil, el precio de este mismo producto es superior a R$100,00.

Referencias Adicionales:

¿Necesitas tomar algún medicamento para la osteoartritis? ¿Ya probaste la glucosamina y la condroitina? ¿Sentiste algún resultado? ¡Comenta a continuación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Revisión General por Dra. Patricia Leite

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*