¿La Espironolactona Adelgaza o Engorda?

🕑 16/03/2020

Cuando necesitamos someternos a un tratamiento, sea debido a un problema de salud física, o debido a un trastorno emocional, o también por algo relacionado con la estética, y tenemos que tomar algún tipo de medicamento, es normal que nos preocupemos por los efectos secundarios que puede tener dicha sustancia, especialmente si tiene que ser ingerida por un período más largo.

Y una de las reacciones que generalmente genera mayores temores es acerca del cambio de peso. Después de todo, si solo ya tenemos dificultades para mantener el peso ideal, ¿imagina entonces con un compuesto que afecta esta cuestión estando presente en nuestro organismo?

Como no siempre es posible dejar de tomar o sustituir un determinado medicamento con otro, conocer los efectos que puede traer es una buena manera de intentar prepararte para lo que puede suceder y buscar alternativas para minimizar las posibles consecuencias negativas.

Si usas el medicamento Espironolactona, comprueba estas informaciones acerca de lo que este producto puede generar en el cuerpo. ¿Será que el medicamento Espironolactona adelgaza o engorda? ¿Qué es y para qué sirve este medicamento?

¿Qué es? ¿Para qué sirve? 

Fabricada por el laboratorio EMS y vendida en envases de 15 a 500 comprimidos, la espironolactona es una sustancia diurética que actúa para disminuir la cantidad de líquido presente en el cuerpo y reducir el gasto cardíaco.

Se usa para tratar problemas como insuficiencia cardíaca y cirrosis hepática, además de los siguientes trastornos:

  • Edema;
  • Síndrome nefrótico – condición que se caracteriza por orina excesiva, bajos niveles de proteína en la sangre, hinchazón abdominal y altos niveles de colesterol y triglicéridos;
  • Hipertensión esencial – presión arterial alta sin causas identificadas o explícitas;
  • Edema idiopático – retención de líquidos generada por una razón desconocida, principalmente en las mujeres;
  • Hipertensión maligna – presión arterial muy alta que, si no se trata, puede llevar a la muerte en tres a seis meses;
  • Hipopotasemia – disminución de los niveles de potasio en la sangre;
  • Aldosteronismo primario – falta de control hormonal que aumenta la presión arterial;
  • Preoperatorio de hiperaldosteronismo primario;
  • Acné;
  • Hirsutismo – exceso de vello corporal.

La diferencia de la Espironolactona para otros tipos de diuréticos es que elimina menos potasio que sus similares a través de la orina, lo que es beneficioso para las personas que sufren con bajos niveles del mineral en el organismo.

¿La Espironolactona adelgaza? 

Es posible afirmar que la Espironolactona adelgaza, sin embargo, esto no sucede debido a cuestiones como el control del apetito o la reducción de la cantidad de grasa en el cuerpo. El efecto se puede observar debido al hecho de que el medicamento tiene un efecto diurético y promueve la eliminación de líquidos del cuerpo. Entonces, de hecho, no es exactamente adelgazamiento.

Y si para las personas que sufren con enfermedades que estimulan la retención de líquidos y las dejan con exceso de agua en el organismo, el medicamento se indica, para los que tienen buena salud, usar la sustancia sólo con el objetivo de perder peso no es una actitud muy sabia.

Es que el efecto positivo en el peso no se puede experimentar durante mucho tiempo, y para continuar a adelgazar con la ayuda de la Espironolactona, sería necesario aumentar las dosis del medicamento, algo que puede traer problemas a la salud como presión arterial baja, sensación de cansancio, además de los efectos secundarios que normalmente ya causa, que verás con más detalles a continuación.

Sin mencionar que si se reduce la cantidad de agua presente en el organismo sin necesidad, la persona puede sufrir con la deshidratación, algo que dificulta el funcionamiento normal del cuerpo y puede generar perjuicios como boca seca, somnolencia, vértigo, dolor de cabeza, estreñimiento, irritabilidad, fiebre, respiración rápida y aceleración de los latidos cardíacos.

Por lo tanto, si necesitas adelgazar, no uses la Espironolactona para este propósito. La forma más recomendada de perder peso es mantener una alimentación saludable y equilibrada y practicar ejercicios físicos regularmente.

¿La Espironolactona engorda? 

La ganancia de peso no es uno de los efectos secundarios mencionados en el prospecto de la Espironolactona y, por eso, no podemos afirmar que una de sus reacciones adversas comunes y directas sea el aumento de peso.

Sin embargo, como el cansancio puede ser uno de los efectos causados por el medicamento, y esto puede hacer que el usuario se vuelva una persona menos activa, la ganancia de kilos puede ocurrir, aunque sea indirectamente. Esto porque al sentirse cansada, la persona puede volverse menos activa, practicar menos ejercicios físicos y gastar menos calorías.

Con menos eliminación de energía, puede ocurrir una acumulación mayor de calorías y, en consecuencia, el aumento de peso.

Otros efectos secundarios 

Comprueba en la lista a continuación algunos de los otros efectos secundarios que pueden ocurrir debido al uso de la Espironolactona:

  • Aumento de potasio en el organismo;
  • Ginecomastia – aumento de las mamas en los hombres;
  • Cambios menstruales;
  • Malestar;
  • Náuseas;
  • Vértigos;
  • Calambres;
  • Dolor de cabeza;
  • Dolor en los senos;
  • Sangrado gástrico;
  • Úlcera;
  • Gastritis;
  • Diarrea;
  • Cólicos;
  • Vómitos;
  • Disfunción eréctil;
  • Sangrado post-menopausia;
  • Fiebre;
  • Agranulocitosis – reducción o ausencia de leucocitos granulosos (células presentes en la sangre que ayudan a proteger el organismo)
  • Confusión mental;
  • Letargo;
  • Insuficiencia renal;
  • Insuficiencia hepática;
  • Erupción cutánea;
  • Alopecia – pérdida de cabello;
  • Hipertricosis – crecimiento de cabello mayor de lo normal;
  • Trombocitopenia – baja cantidad de plaquetas en la sangre;
  • Urticaria;
  • Cambios en la libido;
  • Ataxia – caracterizada por la pérdida de control muscular durante la realización de movimientos voluntarios.

A pesar de haber sido observada la aparición de cáncer de mama en pacientes que usaron la Espironolactona, no se comprobó ninguna asociación entre la ingesta del medicamento y la enfermedad.

Contraindicaciones y precauciones

La Espironolactona no se debe consumir por las personas que tienen hipersensibilidad a cualquiera de los componentes de la fórmula, insuficiencia renal aguda, disminución significativa de la función renal, enfermedad de Addison (incapacidad de las glándulas adrenales de producir las cantidades necesarias de sus hormonas), anuria (ausencia de orina) e hiperpotasemia (altas tasas de potasio en la sangre).

El medicamento también no se recomienda para mujeres que están embarazadas o en período de lactancia.

El medicamento no se debe comprar sin la indicación del médico, sobre todo porque su venta se autoriza sólo con la presentación de una prescripción. Además, para cualquiera de los casos en que la sustancia se indica, es esencial que un profesional de salud especializado haga la supervisión, tanto para determinar las dosis que se deben administrar como para orientar cuál debe ser el procedimiento cuando aparece cualquier efecto secundario e indicar cuándo interrumpir o finalizar el tratamiento.

¿Tu médico te prescribió este medicamento, y alguien que ya lo tomó te dijo que la Espironolactona adelgaza? ¿Por cuál razón se prescribió a ti? ¡Comenta a continuación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario