Licopeno – Qué es, Para qué Sirve, Beneficios y Alimentos Ricos

El licopeno es un pigmento rojo brillante que no se produce por el cuerpo humano, pero es esencial para la salud de órganos como el hígado, pulmones, piel, colon, próstata, glándulas suprarrenales y sangre. Estudios en animales indican que el licopeno puede tener un efecto antioxidante y también bloquear el crecimiento de las células cancerosas. Sin embargo, todavía existe controversia si estos efectos también ocurren en los seres humanos.

El licopeno se ingiere a través de muchos alimentos, pero la mayor concentración disponible en la naturaleza se encuentra en los tomates.

Este artículo explicará qué es el licopeno, indicará cuáles alimentos son ricos en esta sustancia, para qué sirve y sus beneficios.

¿Qué es el licopeno?

El licopeno es un carotenoide, un pigmento naturalmente rojo que da color a los tomates y otras frutas y vegetales rojos, amarillos y anaranjados como la sandía, guayaba, papaya, uva, bayas de goji, zanahoria, entre otros. Fue en esta última década que estudios empezaron a indicar el licopeno como un posible protector contra ciertos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Es uno de los 600 carotenoides conocidos que se encuentran en las plantas y su color y propiedades se deben a la estructura de su composición química natural.

Actualmente, las personas toman licopeno para la prevención de enfermedades cardíacas como la arteriosclerosis, para tratar el cáncer de próstata, mama, pulmón, vejiga, ovarios, colon y páncreas. El licopeno también se usa en el tratamiento de la infección por el virus VPH, que es una de las principales causas de cáncer uterino. Algunas personas también usan el licopeno para tratar la catarata y el asma.

El tomate es la principal fuente natural de licopeno

El licopeno se encuentra en cantidades particularmente altas en los tomates y sus derivados. Para tener una idea, 85% del licopeno de la dieta de los norteamericanos proviene de productos derivados del tomate como jugo o pulpa. En Brasil aún no es común beber jugo de tomate, pero vale saber que un vaso de 240 ml de jugo de tomate proporciona aproximadamente 20 miligramos de licopeno, más de la cantidad ideal recomendada por algunos estudios para consumir a diario.

Otra información interesante es que la cocción de los tomates para hacer jugo, pulpa o ketchup, por ejemplo, transforma la estructura química del licopeno en una forma que es más fácil de absorber por nuestro cuerpo, es decir, el licopeno que se encuentra en los derivados de tomate o en suplementos es tan o más fácil de usar por el organismo como el licopeno ingerido directamente de los alimentos.

Licopeno y su beneficio como antioxidante

El licopeno se considera como el antioxidante más eficaz entre los carotenoides que tienen beta-caroteno. Investigaciones muestran que su acción antioxidante es capaz de mantener la fuerza, espesor y la fluidez de las membranas celulares. Las membranas celulares funcionan como los guardianes protectores de las células. Son responsables de seleccionar lo que entra y lo que sale de las células y sirven para permitir la entrada de los buenos nutrientes y eliminar los desechos celulares, liberando nuestras células de toxinas. Membranas celulares saludables son vitales para prevenir muchas enfermedades.

La absorción de licopeno por el organismo

En los seres humanos, la absorción del total de licopeno ingerido varía entre 10% y 30% del consumo, el resto se excreta. Esta baja absorción ocurre debido a la forma de los enlaces químicos de los carotenoides y también porque los carotenoides están unidos a otras moléculas, como proteínas vegetales, que limitan su absorción.

Los carotenoides se absorben por el cuerpo como las grasas, y se difunden de manera pasiva a través de la membrana celular en la mucosa intestinal, donde son absorbidos y transportados por el sistema linfático al hígado. Una vez que el licopeno se absorbe y se transporta al hígado, puede volver a entrar en el torrente sanguíneo.

El licopeno derivado del tomate se absorbe mejor y trae más beneficios

Es común que el calor y la grasa agregados al procesamiento de ciertos vegetales agoten sus nutrientes. En el caso del licopeno presente en los tomates, este proceso es inverso.

Según el investigador del Centro de Cáncer del Estado de Ohio y profesor de ciencia y tecnología de alimentos en el Estado, Steven Schwartz, el licopeno presente en el tomate crudo se encuentra en una configuración química caracterizada por su forma lineal. Diferente de la formación química del licopeno que circula en la sangre humana, donde tiene una forma curva. «Las propiedades químicas son las mismas, sólo la configuración de las moléculas es diferente». Afirma Schwartz.

El investigador explica que lo que descubrieron fue que al calentar el tomate rojo en combinación con el aceite, la forma molecular del licopeno cambia a la forma curva y en este formato es capaz de encontrar su camino más fácilmente durante la digestión y es más susceptible de ser transportada a la sangre.

En este caso, los derivados del tomate que se calientan y se combinan con algún tipo de grasa se absorben mejor y potencialmente son más beneficiosos para la salud.

El licopeno e el cáncer de próstata

Una gran cantidad de estudios demostró que los hombres que reciben más licopeno en su dieta tienen un menor riesgo de cáncer de próstata.

En un artículo publicado por Endocrine-Related Cancer, especializada en la publicación de estudios acerca del cáncer endocrino, se argumenta que tanto los estudios realizados en roedores como en humanos indicaron que el licopeno puede prevenir o retrasar la progresión del cáncer de próstata.

En uno de los estudios, se reporta que 32 pacientes diagnosticados con cáncer de próstata fueron suplementados con 30 mg de licopeno a diario a través de la ingesta de salsa de tomate. En tres semanas de suplementación, los pacientes habían aumentado el índice de muerte de las células cancerosas en comparación con pacientes no suplementados. Por lo tanto, los autores concluyeron que el consumo de salsa de tomate puede inhibir la progresión de cáncer de próstata en algunos pacientes.

A través de otro estudio realizado en 1995, por la Universidad de Harvard, con 47.894 hombres, los investigadores descubrieron que la ingesta de 10 o más porciones a la semana de productos derivados de tomate puede reducir el riesgo de cáncer de próstata en hasta 34%.

En el laboratorio, el licopeno fue capaz de suprimir el crecimiento de las células cancerosas humanas y protegerse contra las infecciones bacterianas. También inhibió el crecimiento de tumores cerebrales, además de reducir el tamaño y la cantidad de tumores malignos inducidos.

La asociación del licopeno con cáncer de próstata ha recibido una gran atención de los medios, en parte, a dos grandes estudios realizados por Harvard Medical School, en que participaron un total de 62.000 hombres. Uno de estos estudios indicó que consumir tomates y salsa de tomate más de dos veces a la semana consiguió reducir el riesgo de cáncer de próstata entre 21% y 34%.

El licopeno y otros tipos de cáncer

Más de 72 estudios epidemiológicos ya fueron realizados acerca del licopeno. En 57 de estos estudios hubo alguna asociación entre su consumo y la mejora en la condición de los pacientes. Los beneficios más evidentes se encontraron entre el licopeno y la mejora en los casos de cáncer de próstata, pulmón y estómago. Los beneficios más moderados se asociaron al cáncer de boca, páncreas, esófago y cuello uterino. No se encontraron relaciones entre el alto consumo de licopeno y la prevención en relación al desarrollo de cáncer.

Posibles beneficios del licopeno para la salud cardiovascular

La revista europea Maturitas, especializada en estudios de la madurez, revisó 12 estudios investigativos acerca de los efectos del consumo de licopeno en el colesterol y la presión arterial.

Se constató que una dosis de licopeno de al menos 25 miligramos al día puede reducir significativamente los niveles de colesterol total y el colesterol LDL (conocido como «colesterol malo»). Sin embargo,  estudios con dosis más bajas no mostraron ningún efecto. Por otro lado, todos los estudios afirmaron que el consumo de licopeno redujo la presión arterial sistólica. Los autores concluyen que el consumo de licopeno protege contra las enfermedades del corazón, pero afirman que aún se necesitan más investigaciones.

Licopeno y sus beneficios para la piel

El uso de licopeno junto con otros nutrientes como beta-caroteno,  vitamina C y vitamina E demostró ser un medio posible de proteger la piel de los daños causados por el sol.

El licopeno también ofrece beneficios para la piel debido a sus propiedades antioxidantes. La exposición de la piel a la luz solar provoca la formación de radicales libres. Los radicales libres dañan las células que producen colágeno y elastina en la piel y también activan las enzimas que rompen el colágeno. Este es un mecanismo por el cual la exposición al sol provoca el envejecimiento prematuro y el cáncer de piel.

El licopeno actúa como un antioxidante y un potente inhibidor de radicales libres y puede reducir este tipo de daño. El licopeno funciona mejor en ambientes ricos en lípidos, por eso que es adecuado para proteger las células de la piel.

Otros beneficios del licopeno

Se sabe que comer cinco porciones de frutas y vegetales al día puede mejorar la salud de muchas maneras. Aumentar la ingesta diaria de frutas y legumbres ricos en licopeno como sandía, zanahorias, uvas, papaya y tomate puede traer beneficios para la salud a largo plazo.

Los ancianos también se pueden beneficiar de una dieta rica en licopeno a través de la simple ingesta de dos vasos de jugo de tomate a diario para ayudar a prevenir la degradación de las células óseas y por lo tanto, la osteoporosis. Esta enfermedad causa desgaste, dolor y fracturas en las articulaciones cuando no se trata.

Lo ideal es aumentar la ingesta de licopeno en el inicio de la vida para garantizar una salud ósea más prolongada.

Los alimentos ricos en licopeno y vitamina A, como las zanahorias, pueden ser de gran beneficio para los que tienen degeneración macular relacionada con la edad – cuando se consumen a diario. También previenen el envejecimiento de la piel y mantienen una apariencia más joven, ya que actúan como un protector solar interno y protegen la piel de las quemaduras solares.

Algunas investigaciones también sugieren que el licopeno puede ayudar en el tratamiento de la infertilidad. Los resultados de las pruebas mostraron que puede aumentar la concentración de espermatozoides en los hombres.

Consecuencias de una ingesta excesiva de licopeno

Algunos estudios defienden que la ingesta diaria ideal de licopeno es de unos 20 miligramos. Otros prefieren no establecer cantidades. El hecho es que, dependiendo del organismo, la ingesta de cantidades excesivas puede provocar efectos secundarios como hinchazón, gases, diarrea, cólicos, vómitos y náuseas.

Una dieta sobrecargada con licopeno puede causar dificultad de funcionamiento al sistema inmunológico, reduciendo la capacidad del organismo de combatir infecciones y protegerse.

Comer alimentos que contienen dosis excesivas de licopeno rojo durante un largo período de tiempo también puede causar cambios en la piel.

Es importante destacar que algunas personas son alérgicas al licopeno. Los efectos secundarios en las personas alérgicas pueden ser: urticaria, prurito, erupciones cutáneas, así como dolores en el pecho. Si tienes alguno de estos síntomas, busca atención médica inmediatamente.

Estudios acerca de suplementos de licopeno

Muchos estudios sugieren que tener altos niveles de licopeno en el organismo o ingerir alimentos ricos en licopeno puede llevar a un bajo riesgo de desarrollar cáncer, enfermedades cardíacas y enfermedades oculares relacionadas con la edad. Sin embargo, lo que se ha estudiado es la ingesta de licopeno basada en el consumo de tomates y derivados y no acerca del uso de suplementos de licopeno. Ya que los tomates también contienen otros nutrientes como la vitamina C y el potasio, los posibles beneficios del licopeno solo todavía fueron poco estudiados.

¡Cuidado! Los suplementos antioxidantes similares al licopeno pueden interferir con la radiación y la quimioterapia. Para los pacientes que se someten a tratamientos como estos, lo ideal es utilizar solamente fuentes naturales de licopeno.

Dónde encontrar licopeno

El licopeno no se produce por el organismo humano, por lo tanto, sus beneficios solo se pueden obtener a través de la ingesta de alimentos ricos en esta sustancia.

Algunos alimentos con un contenido significativo de licopeno son:

  • Tomate cocido
  • Sandía
  • Papaya
  • Pomelo
  • Pimiento rojo cocido
  • Repollo morado
  • Bayas de Goji
  • Mango
  • Zanahoria

Cómo comprar y posibles efectos secundarios

El licopeno se vende como un suplemento en formulaciones mixtas con otras sustancias o puro. Generalmente se comercializa en forma de cápsulas de gel a base de aceite.

Actualmente no hay efectos secundarios reportados ni por la ingesta de alimentos ricos en licopeno, ni causados por suplemento de licopeno si se ingiere la dosis recomendada por un experto médico, o el fabricante del suplemento.

El licopeno es una sustancia que puede ofrecer muchos beneficios para la salud y la mayoría de los expertos en salud recomiendan una mayor ingesta de alimentos con altos niveles de carotenoides, incluyendo el licopeno.

¿Sueles ingerir alimentos que contengan grandes cantidades de licopeno? ¿Cuál estás más acostumbrado a tener en tu dieta? ¿Te gusta la sopa o el jugo de tomate? ¡Comenta a continuación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Contenido Relacionado

Deja un comentario