¿Las Uvas Engordan o Adelgazan?

Comer uvas ayuda a adelgazar, cuando se ingiere en lugar de opciones más calóricas y combinadas con un plan alimentario poco calórico. Sin embargo, las uvas engordan y entorpece su pérdida de peso, cuando en exceso. Las uvas te ofrecen varios nutrientes esenciales y te ayudan a sentirse lleno con pocas calorías. Se deben comer con moderación como parte de un plan de pérdida o mantenimiento de peso. Vamos a entender por qué.

Calorías

Las uvas contienen aproximadamente 69 calorías por taza. Aunque las uvas no son alimentos altamente calóricos, contienen más energía que otras frutas, como el melón y las fresas. Por ejemplo, 1 taza de fresas contiene 33 calorías. Como las uvas se componen de 81% de agua, contienen poca densidad enérgica, lo que quiere decir que no contienen muchas calorías por gramo. Los alimentos que contienen poca densidad enérgica pueden ayudarte a mantener un peso saludable o perder peso, ya que puedes usarlos para satisfacer sin pasar de tu límite de calorías. Es la cantidad de alimento que comes que te deja satisfecho, no la cantidad de calorías.

Carbohidratos

Las uvas son alimentos ricos en carbohidratos – y aunque algunos carbohidratos en tu dieta son perfectamente aceptables, los carbohidratos pueden llevar a un aumento de peso. De acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, 1 taza de uvas contiene aproximadamente 17 gramos de carbohidratos totales, incluyendo 16 gramos de azúcar. Aunque los 0,9 gramos de fibra, un tipo de carbohidrato, en una taza de uvas ayudan a aumentar la saciedad, otras frutas, como la fresa, el arándano y la naranja, contienen menos calorías y aún más fibras que las uvas, y por eso existe un pensamiento, no tan equivocado, de que las uvas engordan. Sin embargo, todo depende de la cantidad ingerida.

Utiliza uvas para sustituir alimentos menos saludables

La llave para usar uvas para ayudarte a perder peso es cambiar otros alimentos calóricos por uvas. Sólo comer uvas no llevará a la pérdida de peso. Expertos en salud recomiendan que las uvas sean usadas para disminuir el hambre entre comidas. Las uvas son una gran alternativa a las papas fritas y dulces, porque contienen pocas calorías y te permite sentir satisfecho debido a su gran cantidad de agua. Intenta comer uvas congeladas después de las comidas en lugar de postre; come una taza de uvas en lugar de comer papas fritas u otros aperitivos que no son saludables, o empieza tu almuerzo con una ensalada de frutas para ayudarte a comer menos.

¿Las uvas engordan? ¿Es posible?

La pérdida de peso ocurre como un resultado de crear un déficit entre calorías ingeridas y calorías quemadas. Treinta y dos uvas contienen aproximadamente 110 calorías. Una persona normal de 75 kilos quema aproximadamente 1500 calorías al día. Comer más de 300 calorías de uvas al día puede significar muchas calorías extras, y en ese caso, las uvas engordan. Esto no debe ser un problema cuando se come para sustituir otros alimentos menos saludables.

Índice Glucémico

El índice glucémico es una herramienta usada para estimar el efecto de un alimento que contiene carbohidratos en tus niveles de azúcar en la sangre. Los valores de índice glucémico menores de 55 se consideran bajos, y los alimentos con valores bajos no causan grandes picos en los niveles de azúcar en la sangre cuando se consumen en las cantidades recomendadas. Mientras que los valores de IG para las uvas varían ligeramente, generalmente son de aproximadamente 40. 

Minimizando el Índice Glicémico

Varios factores influencian el índice glucémico de los alimentos, incluyendo cuán maduros están, la variedad y si fueron cocidos o procesados de alguna manera. Puedes minimizar tu índice glucémico en general consumiendo alimentos que contienen carbohidratos, como las uvas, con los que son ricos en proteína o que contengan grasa o fibras. Fibras, proteína y grasa hacen que tu cuerpo tarde más para digerir tus alimentos y desaceleran la liberación de azúcar en el torrente sanguíneo.

Vitaminas

Uvas verdes contienen vitaminas C y K. La vitamina C tiene un papel importante en la prevención de infecciones y también promueve la salud de tus huesos, dientes, encías y vasos sanguíneos. También actúa como antioxidante para proteger tu cuerpo de los daños causados por los radicales libres, compuestos que pueden aumentar tu riesgo de cáncer y otras enfermedades crónicas. Una taza de uvas verdes contiene 4,8 miligramos de los 75 a 90 miligramos de vitamina C que debes consumir al día. La vitamina K ayuda a mantener los huesos saludables y ayuda tu sangre a coagular. Necesitas 120 microgramos de esa vitamina al día. Una taza de uvas verdes sin semillas contiene 22 microgramos de tu necesidad diaria.

Minerales

Una porción de uvas verdes sin semillas es una fuente saludable de potasio y hierro. El potasio ayuda en las funciones de los órganos, tejidos, músculos, células y corazón, y necesitas 4700 miligramos al día para sostener estos sistemas. Una taza de uvas verdes ofrece 288 miligramos. Hierro es importante para la formación adecuada de las células rojas de la sangre y también ayuda en el movimiento de oxígeno en tu cuerpo. La cantidad diaria recomendada de hierro es 8 miligramos para los hombres y 18 miligramos para las mujeres. Una taza de uvas verdes sin semillas contiene 0,54 miligramos de ese mineral esencial.

Porciones Recomendadas

La cantidad de uvas que debes incluir en tu plan de alimentación de pérdida de peso depende del número de calorías que vas a ingerir, pero varía entre 1 y 1,5 tazas a diario. Una porción de fruta fresca – incluyendo uvas – es equivalente a 1 taza.

¿Sueles comer uvas más para sustituir meriendas y comidas que no son saludables? En tu caso, de acuerdo con la cantidad ingerida, ¿crees que la uvas engordan o adelgazan? ¡Comenta a continuación!

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario